Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MONTAÑANA

El ayuntamiento niega que la fuga sea tóxica, pero aconseja no comer la verdura afectada

Encarga a La Montañanesa un informe externo sobre el daño ambiental del escape. Le exige elaborar en 10 días un documento que plantee medidas correctoras

La avería se produjo en una de las torres y el viento expandió el licor negro
El ayuntamiento niega que la fuga sea tóxica, pero aconseja no comer la verdura afectada
JOSÉ MIGUEL MARCO

El Ayuntamiento de Zaragoza descartó ayer que el licor negro vertido por La Montañanesa el pasado sábado sea tóxico, aunque como medida cautelar aconseja que no se consuma cualquier producto del campo rociado con esta sustancia hasta que se tengan los datos del informe definitivo. De hecho, ha ordenado a la papelera presentar, en un plazo máximo de 15 días, un estudio que analice los daños medioambientales que ha podido producir la fuga.

El Área de Medio Ambiente ha decidido que sea La Montañanesa la que se haga cargo de este informe, aunque deberá encomendarlo a empresas externas y de reconocido prestigio en la materia tratada. Además, ha exigido a la factoría que, en menos de 10 días, elabore otro documento con las medidas correctoras que tomarán para evitar que vuelva a producirse un hecho similar y para reparar la avería que ocasionó la emanación de licor negro, que tiñó de negro calles, campos y coches del barrio.

Esta sustancia, que se utiliza en el proceso de elaboración de la celulosa, está compuesta por licor blanco (solución acuosa con sulfuro de sodio e hidróxido de sodio), lignina y hemicelulosas.

Precisamente, fuentes de la compañía recalcaron ayer que la avería se produjo debido al "extremo temporal de viento del sábado". Por este fenómeno atmosférico, la fábrica sufrió varios cortes de energía eléctrica. Uno de ellos, explicaron, se produjo a las 13.40 y paralizó las turbinas internas de generación, "produciéndose un paro brusco de toda la planta que conllevó numerosas averías y daños en las instalaciones".

"Una de las incidencias fue la rotura de una válvula que provocó un escape pulverizado que, debido al fuerte viento, alcanzó terrenos externos a la fábrica", señalaron desde la compañía que quisieron hacer hincapié en que el licor negro no "comporta ningún riesgo para la salud y se disuelve fácilmente con agua".

Fallo por el temporal

Además, las mismas fuentes de La Montañanesa afirmaron que los procedimientos y órganos internos actuaron "inmediatamente" y todo el sistema productivo se restableció el mismo sábado por la tarde. Sin embargo, no pudieron explicar por qué no se avisó ni al Ayuntamiento de Zaragoza ni al Gobierno de Aragón de la fuga, tal y como marca el artículo 20 de la ordenanza municipal.

Precisamente, el que no se comunicase la avería ha sido una de las cuestiones que más ha molestado a la Concejalía de Medio Ambiente, ya que tuvo que ser la Alcaldía del barrio la que informara del escape el lunes por la mañana. Entonces, los técnicos municipales acudieron inmediatamente al lugar para obtener información al respecto y recoger muestras del producto derramado.

Por esta "falta de información", el consistorio zaragozano ha abierto un expediente a la empresa y ha remitido el caso al Gobierno de Aragón, que también comparte competencias en la instalación de las empresas y en la investigación de cualquier incidente de este tipo que se produzca. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, La Montañanesa ha registrado desde 2001 diferentes emisiones de sustancias contaminantes al aire y al agua.

Limpieza de las fachadas

De momento, los restos de la 'lluvia negra' están presentes todavía en varios puntos del barrio: coches, cristales, fachadas (hay cinco viviendas afectadas), el club de jubilados y las calles. En ese sentido, la empresa se comprometió a limpiar las fachadas afectadas.

Por su parte, el alcalde de Montañana, Antonio Sabaté, pidió que de la "forma más urgente" se proceda a acondicionar todo el material y casas afectadas por el licor negro. "Deben dejar todo limpio, tal y como estaba", apuntó Sabaté, que recordó que por parte de la Alcaldía ya se había dado la orden de no consumir productos del campo que hubieran podido absorber el producto. Asimismo, solicitó a las administraciones que exijan a las empresas de la ciudad que cumplan "a rajatabla" el protocolo de actuación ante cualquier escape que pueda producirse.

Etiquetas