Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El Ayuntamiento solicita a La Motañanesa que una empresa externa remita en 15 días un informe sobre el escape

El ayuntamiento abre un expediente a la factoría por no informar de la fuga, que se produjo el sábado. Hoy se dará a conocer un informe para saber si es tóxico.

Las ventanas del club de jubilados quedaron cubiertas de manchas negras.
El Ayuntamiento solicita a La Motañanesa que una empresa externa remita en 15 días un informe sobre el escape
JOSÉ MIGUEL MARCO

El Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado a la empresa La Montañanesa que una empresa externa remita en el plazo de quince días un informe sobre los daños medioambientales que produjo el escape de un producto el pasado sábado y que impregnó casas, coches y huertos de Montañana.

El escape de debió a un problema en el suministro de corriente eléctrica "lo que produjo una sobrepresión que rompió la junta de la válvula y se produjo una fuga desde el lejiador de un residuo del proceso de cocción de la celulosa, formado por sulfuro de sodio y hidróxido de sodio mezclado con lignina".

La concejal delegada de Medio Ambiente, Lola Campos, dijo que el Ayuntamiento "tiene constancia oral de que se ha resuelto el problema" pero señaló que se ha dirigido por escrito a la empresa a la que insta a que subsanar los daños.

Así, en el plazo de menos de diez días deberá contar con un plan de medidas correctoras de la instalación afectada. Estos requerimientos se han trasladado conjuntamente con el Gobierno de Aragón, relató Campos al apreciar que el Ayuntamiento "tienen competencias limitadas por lo que se la pasado toda la información a la dirección general de Calidad Ambiental del Gobierno de Aragón para realizar ambas un seguimiento a dichos requerimientos".

Como medida cautelar, Campos solicitó a los vecinos de Montañana que no consuman los productos que cultivan en sus huertos y en colaboración con la alcaldía de este barrio rural recabarán las posibles denuncias que presenten los vecinos a quienes la empresa deberá indemnizar y correr con los gastos.

Campos dijo que una vez que dispongan del informe se analizará entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón la sanción que corresponda imponer a La Montañanesa a la que se aplicará la ley de responsabilidad medioambiental, aprobada hace un año.

La oposición

La portavoz del grupo municipal del PP, Dolores Serrat apreció que se trata e un "problema grave de contaminación" y lamentó que desde el área de Urbanismo, Vivienda, Arquitectura y Medio Ambiente "no se aclaren las causas, ni las medidas a implantar para evitar posibles consecuencias".

Serrat lamentó que Zaragoza "no puede presumir de ciudad sostenible con el medioambiente", además de que apreció un "incumplimiento de la ordenanza municipal".

El portavoz del grupo de CHA, Juan Martín, dijo que desde el área de Urbanismo se tienen que enviar informe de la Policía y de Medio Ambiente que tras valorarlos "obraremos en consecuencia".

El portavoz del grupo municipal de IU, José Manuel Alonso calificó de "grave" la noticia por el tiempo transcurrido sobre esa situación sin información y concluyó al indicar que "el problema no está atajado tras las protestas ciudadanas".

Respecto a la toxicidad de la sustancia, Campos afirmó que "aparentemente" no acarrea ningún peligro, aunque prefirió esperar a los análisis finales de los técnicos municipales. Tampoco adelantó las causas del escape ni si se debieron a problemas causados por el fuerte temporal del sábado, aunque algunas fuentes consultadas del entorno de la empresa precisaron que podría deberse a un fallo en una junta de dilatación de una de las torres.

De momento, el vertido era tema de conversación entre la mayoría de vecinos del barrio. El club de jubilados, situado a escasos metros de la factoría, fue uno de los más afectados. Su fachada estaba llena de motas negras, las ventanas y las cornisas se encontraban teñidas y el suelo estaba salpicado de charcos de un color oscuro. "Salimos del centro y nos encontramos con nuestros coches negros. Te caía encima y te manchaba de negro. Era como una especie de alquitrán", aseguraba ayer el presidente de las instalaciones, Jesús Aparicio.

En ese mismo sentido, Sebastián Fuertes, vecino del Camino de Las Palomas, contemplaba alarmado el campo de cultivo familiar con restos de la materia. "¿Quién me asegura a mí que los productos son comestibles? Yo, de momento, he llamado a mis hijos para que no coman nada de lo que se llevaron ayer por la tarde. Deben analizar nuestra cosecha", comentaba Sebastián. "Lo que más nos molesta es que no nos alertaron", añadió.

La lluvia caída ayer ayudó a disolver parte de las gotas negras, aunque a media tarde todavía eran visibles en varios puntos del barrio rural. De hecho, algunos vecinos reconocieron la dificultad para limpiar esta sustancia de la ropa o incluso de los coches cuando se seca.

El alcalde de Montañana, Antonio Sabaté, también criticó que la compañía no comunicara la fuga y exigió responsabilidades por esta cuestión. No obstante, aseguró que La Montañanesa se ha comprometido a asumir los desperfectos que se han podido ocasionar por este vertido. Por su parte, este periódico intentó ponerse en contacto con algún responsable de la compañía, pero se le remitió a Barcelona y no obtuvo respuesta.

Etiquetas