Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Un juez ordena el embargo preventivo de la firma que llevó las tiendas Expo

El auto aprecia "motivos racionales", pero no prejuzga la demanda de una proveedora

Los fabricantes de productos oficiales de la Expo se llevaron ayer la primera alegría en los juzgados, dentro de su cruzada contra TBZ, empresa encargada de las licencias y las tiendas de la muestra. El juez del Juzgado de Primera Instancia número 15 de Zaragoza, Manuel Daniel Diego Diago, dictó ayer un auto por el que ordenó el embargo cautelar de los bienes de la firma portuguesa, dentro de la demanda presentada por Sphere, fabricante de las bolsas de plástico de las tiendas.

El auto considera que, de no ordenar este embargo preventivo, "se podría producir una situación que impediría la efectividad de la tutela judicial que se pretende". Esta medida se toma, especifica el juez, "sin prejuzgar el fondo del asunto". Es decir, que se trata de una medida cautelar que no condiciona el pronunciamiento final de la demanda, que aún podría ser contraria a los intereses de Sphere.

Esta empresa reclama en los tribunales 37.684,54 euros que TBZ dejó de pagar por el suministro de las bolsas. Además, y de manera paralela, se solicitó el embargo preventivo de los bienes de la empresa portuguesa en cuantía suficiente para cubrir la deuda, cosa que ha ordenado ahora el juez. Además de por esos 37.684,54 euros, ha ordenado embargar bienes por valor de otros 11.300 euros en concepto de intereses y costas.

El juez fija como objetivo del embargo los depósitos de TBZ en el Banco Espirito Santo de Portugal, los bienes muebles de Lisboa y las cantidades que el equipo portugués del Benfica adeuda a TBZ. Sin embargo, fuentes de los fabricantes de los productos Expo asumían ayer que nada se sacará económicamente de estos embargos, ya que los portugueses están en quiebra y con muchos acreedores que esperan sacar algo de los bienes que aún puedan tener. Sin embargo, esas mismas fuentes expresaron su "satisfacción" por un auto que "nos reconforta y refuerza nuestra postura", dijeron.

Muchos frentes judiciales

Además de esta demanda civil de Sphere, hay otras dos empresas que han hecho lo propio en los juzgados de Zaragoza, mientras que el resto tuvieron que hacerlo en los de Lisboa por exigencias del contrato que firmaron con los portugueses. Además, en la capital aragonesa también han presentado una querella criminal contra Joao Barroqueiro, dueño de TBZ, por estafa e insolvencia punible.

La deuda de TBZ afecta a una veintena de empresas fabricantes de productos oficiales Expo, a las que los portugueses deben más de un millón de euros. Son firmas en su mayoría muy pequeñas, casi familiares, y a las que las deudas de TBZ les ha dejado seriamente tocadas. Tanto que dos de ellas ya han tenido que echar el cierre definitivo, mientras que hay un buen número de ellas que están pendientes de ver cómo se resuelve el conflicto para, en caso que sea contrario a sus intereses, echar la persiana definitivamente.

Etiquetas