Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Urbanismo responde a Cultura que borró los grafitis "por seguridad"

El departamento explica que se vio obligado a actuar en los medianiles de ambos edificios por expresa indicación de un informe técnico que alertaba del riesgo que sufrían las casas.

A la izquierda, el mural borrado; a la derecha, tal y como era
Urbanismo responde a Cultura que borró los grafitis "por seguridad"
MARCO/ CALVO

El equipo de gobierno PSOE-PAR en el Ayuntamiento de Zaragoza dio ayer una vuelta de tuerca en la polémica eliminación de murales de arte urbano en el Casco Histórico al defender ahora que lo hizo por "seguridad". Justo un día después de que Urbanismo adujera que se trataba de una reparación, en una nota oficial apuntó que "realizó obras" sobre los medianiles "con el objetivo de garantizar la integridad de las casas y de los viandantes". La actuación se ha reducido a enlucir y repintar las fachadas.

Si el jueves reconocía la eliminación de los murales del inmueble municipal situado entre las calles de Contamina y de Matías Carrica, ayer asumía también el del medianil de Cuatro de Agosto tras negarlo el día anterior. Fuentes oficiales de Urbanismo dijeron el jueves que el edificio era particular y que no habían intervenido, pese a que se borró en diciembre, al mismo tiempo que el de Contamina.

Como informó este diario, ambos murales fueron financiados con dinero de Cultura y su eliminación no fue ni siquiera comunicada a sus responsables. Desde Zaragoza Cultural se recriminó la medida (que llegaron a tildar de "muy gratuita"), mientras dos de los autores, Danjer y Chikita, hablaron de "ataque al arte". La oposición se sumó y CHA e IU reclamaron incluso que se repongan los murales invitando de nuevo a los artistas a pintar de nuevo los dos inmuebles.

En el citado comunicado oficial, el equipo de gobierno apunta que se vieron "obligados" a repintar "con el objetivo de garantizar la integridad de las casa y de los viandantes". La medida contrasta con el hecho de que la terraza situada justo debajo del medianil estuviera abierta en el Pilar. "No vallaron en ningún momento. Montaron los andamios y enlucieron. Y en el caso de Cuatro de Agosto, pintaron de nuevo el medianil ", señalaron ayer comerciantes y vecinos.

El Ayuntamiento se escuda en un informe técnico de Urbanismo en el que, dice, "alertaba del riesgo de no actuar sobre los medianiles". Pese a la petición de este diario, ni Urbanismo ni Cultura facilitaron el documento.

El concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, negó que Cultura le hubiera recriminado por eliminar los grafitis y explicó que se actuó sobre las fachadas porque "había un informe sobre el peligro de derrumbe del revoco y los balcones" del edificio. "Es Urbanismo la que propone a Cultura una serie de puntos para los murales. A Urbanismo no solo le parece bien esta actividad, sino que la hace posible", insistió.

No obstante, explicó que en diciembre la responsable de Patrimonio determinó que había riesgo. Asimismo, recordó que estos grafitis son "un arte efímero". A pesar de esta circunstancia, Anadón subrayó que "no es la posición de Urbanismo correr para que sean efímeros".

La portavoz del PP, Dolores Serrat, criticó la "falta de coordinación" en el equipo de gobierno y el despilfarro de financiar arte urbano para gastar de nuevo en repintarlo.

El portavoz de CHA, Juan Martín, exigió ayer en el consejo de Zaragoza Cultural los informes que justifican la eliminación de los murales y, al igual que el edil de IU José Manuel Alonso, reclamó que se invite de nuevo a los autores de los murales a pintar. A su juicio, no hay excusa: "Si se erradicaron por seguridad y ahora se cumple este criterio, que intervengan de nuevo".

Martín enfatizó que el repintado es "retrógrado" y "un ataque contra la propia política cultural del Ayuntamiento", mientras Alonso criticó la "falta de sensibilidad y el criterio de intolerancia" de la medida aplicada.

Etiquetas