Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El aeropuerto bate sus récords en pasajeros y carga, pero no se librará de la crisis este año

Fue el único de España que creció en ambos negocios, pero su dependencia del turismo le pasará ahora factura como al resto

El aeropuerto de Zaragoza batió el año pasado sus mejores registros con un crecimiento del 16% en el tráfico de pasajeros y de otro 10% en el de mercancías, pero este año no se librará de la crisis que sufre el sector. Fuentes del complejo señalaron a este diario que el ejercicio del 2009 será complicado y podría registrarse una caída en las cifras de negocio, algo que ya han padecido 39 de los 48 aeropuertos de la red de AENA a lo largo del último año.

La evolución de las instalaciones nacionales ponen aún más en valor el logro de Zaragoza, el único que ha crecido de forma sustancial en tráfico de pasajeros y de carga. Solo lo han logrado también los de Santander y El Hierro, pero con unas cifras mucho más reducidas.

La mala coyuntura económica puede desdibujar la fulgurante recuperación del complejo aéreo, que tras tocar fondo lleva varios años consecutivos batiendo sus propias marcas. De hecho, ha logrado superar con creces la barrera de los 800.000 viajeros en 2008 gracias al empuje de la Expo. Sin embargo, la tendencia se ha empezado a torcer con la supresión de las líneas regulares con Málaga, Sevilla y Lisboa en el último cuatrimestre y con el drástico recorte de los vuelos charter ante la falta de demanda vacacional. De hecho, en el puente de diciembre solo se llegó a fletar un avión.

Las citadas fuentes del complejo aéreo indicaron que la tendencia general es de descenso, de los que solo se han salvado por el momento, además de Zaragoza, Huesca, Gerona, Tenerife Norte, Santander, El Hierro, La Gomera, Ceuta y Córdoba. "Ahora se puede acusar más en los destinos vacaciones y de ocio", añadieron.

El aeropuerto zaragozano casi duplicó el número de viajeros durante el verano, lo que demuestra su estacionalidad y la dependencia del turismo vacacional.

Según las encuestas realizadas en el propio complejo, el 63% de los usuarios viaja por motivos vacacionales, otro 20% por negocios y el 17% restante lo hace para visitar a parientes y amigos. "Zaragoza no se va a librar de esta tendencia negativa", señalaron con contundencia.

El problema reside en que la capital aragonesa depende en buena medida de las operaciones especiales (Semana Santa, verano y los puentes de mayo y de diciembre) para cuadrar sus operaciones, y difícilmente lo conseguirá con una crisis que ha cerrado el grifo del gasto de las familias. El año pasado ya hubo menos vuelos y este año pinta mucho peor.

Pese a esta situación, las instalaciones de Zaragoza ocupan el podio junto a las de Huesca y Gerona en crecimiento en 2008, convirtiéndose en la contracorriente de la red nacional. Las pérdidas son generalizadas, que en el caso de Vitoria ya superaban el 61% en noviembre.

Capítulo aparte merece el transporte aéreo de mercancías. La capital aragonesa también figura entre los 16 de los 48 que crecieron en 2008. El volumen total de mercancías superó con creces las 20.000 toneladas pese a que Caladero llegó a suspender temporalmente sus vuelos de pescado con Suráfrica al quedarse sin aerolínea. En esta línea de negocio no se padecerá la crisis, ya que los operadores son sólidos y la actividad incluso podría aumentar con nuevas frecuencias.

Etiquetas