Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRÁFICO/ZARAGOZA

Un joven muere y otro está muy grave tras estrellarse contra un árbol en Valle de Broto

El siniestro ocurrió, al parecer por exceso de velocidad, alrededor de las 7 de la mañana de este sábado en la calle Valle de Broto.

El exceso de velocidad parece ser la causa del trágico accidente ocurrido en la madrugada de ayer en la calle de Valle de Broto de Zaragoza, en el que Jesús Archelengues, un joven de 23 años vecino de Vadorrey, perdió la vida y su amigo Santiago Cerezo, también de 23, resultó herido muy grave. María G. H., de 18 años, que iba en el asiento del copiloto con el cinturón abrochado resultó herida leve y fue trasladada al hospital Miguel Servet. Al parecer, fue atendida por una crisis nerviosa.

El accidente ocurrió sobre las 7.25 cuando, al parecer, volvían a casa tras pasar una noche de fiesta. El vehículo, un Ford Focus de color azul, circulaba en dirección hacia el puente de las Fuentes cuando golpeó el bordillo izquierdo de la mediana separadora de la calzada. Este primer impacto, a la altura de la avenida de Pirineos, hizo que el turismo describiera una trayectoria curva, colisionara con el semáforo del lado derecho de la vía e impactara finalmente con la parte posterior del vehículo contra un árbol, justo en la esquina del parque del Tío Jorge.

Según informaron fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza y de la Policía Local, Jesús Archelengues viajaba en la parte trasera del coche y no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Su muerte fue prácticamente en el acto, ya que el fuerte golpe contra el asiento delantero afectó a sus órganos internos de forma letal. El joven será incinerado hoy en el cementerio de Torrero a las 13.00.

Por su parte, el conductor resultó herido muy grave y fue ingresado en la uci del hospital Clínico Universitario. Este también recibió un fuerte golpe en el pecho, por el que está en observación. Los tres jóvenes quedaron atrapados en el vehículo y tuvieron que ser excarcelados por los Bomberos, labores que duraron más de media hora.

Según informó la Policía Local de Zaragoza, la huella de la frenada -que puede apreciarse en la imagen- es clave para determinar que el coche circulaba con exceso de velocidad. Las mismas fuentes aseguraron que han solicitado al Juzgado de Instrucción la incorporación al atestado de las pruebas médicas oportunas para la determinación del grado de alcohol al conductor del turismo.

Jornada de luto en el fútbol

Tanto Jesús Archelengues como Santiago Cerezo jugaban en sendos equipos de fútbol regional y hoy tenían que disputar un partido, aunque ambos se han suspendido. El primero de ellos fichó por el Lécera hace cinco años y el segundo por La Almunia, aunque ambos habían jugado durante mucho tiempo en el Vadorrey.

Los compañeros y entrenadores de fútbol de ambos jóvenes se mostraron ayer muy apenados por la trágica noticia y aseguraron que, en el campo de Vadorrey, hoy tampoco se jugará en señal de duelo, ya que Jesús Archilengues empezó a jugar en esta pista, que precisamente construyeron su padre y otros vecinos de la zona.

Etiquetas