Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los juzgados de violencia de género anuncian que harán huelga cada lunes

Exigen más dinero por el trabajo que desempeñan y la DGA les ha hecho una oferta.

Los veinte trabajadores de los juzgados de violencia sobre la mujer de Zaragoza comenzarán una huelga el próximo 19 de enero para reivindicar un acuerdo que regule sus retribuciones económicas y la mejora de las instalaciones.

La huelga se llevará a cabo todos los lunes de manera indefinida hasta que se cumplan sus reivindicaciones, aunque no descartan radicalizar las protestas “si la Administración no mueve ficha”. Así lo advirtió ayer el presidente de la Junta de Personal, Luis Casero. Añadió que los trabajadores llevan un año a la espera de un acuerdo que regule sus condiciones de trabajo, y acusó al Gobierno de Aragón de no ser receptivo para negociar, “ya que lo único que ha ofrecido es el pago de las cantidades adicionales que fueron suprimidas el año pasado, con un año de retraso y sin efectos retroactivos”.

En su opinión, los juzgados de violencia sobre la mujer tienen unas competencias “muy especiales”, por lo que “no es de recibo que el único esfuerzo que los responsables de Justicia estén dispuestos a realizar sea devolver a los trabajadores lo que se les ha quitado”.

La Junta pide un complemento de 250 euros para todos los empleados, algo más que las cantidades actuales, que van de los 80 a los 140 euros según la función desempeñada, aunque reconocen estar dispuestos a negociar porque entienden “el contexto de crisis y otros problemas presupuestarios”. Otra de las reivindicaciones se refiere a la retribución del esfuerzo de extensión de horario que hacen los trabajadores durante la semana de guardia.

Por su parte, fuentes del departamento de Justicia del Gobierno de Aragón explicaron ayer que tras asumir las competencias -y con una amenaza de huelga y una situación de crisis económica-, se firmó un acuerdo marco para 2008-2010 con todos los representantes sindicales en el que se aceptaron de forma consensuada una retribuciones “en las que entraban todos los conceptos” y que incluía una subida de 250 euros para todos.

“Aún así -afirmaron- cuando ahora se han descolgado del acuerdo y han planteado esta nueva circunstancia, la DGA se ha vuelto a sentar con ellos y se les ha hecho una oferta económica”. Esta consiste en pagarles un complemento desde el 1 de enero de 2009, algo que los funcionarios reclaman desde 2008.

 

Instalaciones

La Junta de Personal exige también la mejora de las instalaciones, porque “no reúnen las condiciones mínimas para atender a las víctimas”, aunque Luis Casero indicó que “casualmente” desde el anuncio de la huelga se ha cambiado el mobiliario de algunas salas.

Respecto a esta cuestión, fuentes del departamento de Justicia recordaron que, así como se ha hecho con otros muchos juzgados, se están cambiando las sillas que están deterioradas y se hace de forma progresiva. Añadieron que la peculiaridad del juzgado de violencia también está contemplada en las nuevas ubicaciones previstas por el Gobierno de Aragón, y que las cosas se van haciendo poco a poco.

La convocatoria de esta huelga supondrá la suspensión de todos los juicios que no sean urgentes y de las actividades que no sean esenciales. Luis Casero aclaró que se ha llegado a un acuerdo con la DGA sobre los servicios mínimos para garantizar la protección de las mujeres maltratadas y de las personas privadas de libertad.

Esto quiere decir que se dictarán todas las medidas cautelares y órdenes de protección y alejamiento que se presenten y se celebrarán los juicios orales con preso, pero se suspenderán y aplazarán otros juicios orales y el resto de diligencias. Los servicios mínimos estarán compuestos por cinco trabajadores en el juzgado de violencia que esté de guardia y dos en el otro.

Etiquetas