Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Alarma entre las entidades sociales por el recorte de los fondos para los convenios

Medio centenar de colectivos tienen su financiación pendiente de un concurso público

Indignación, incertidumbre y alarma. Esta fue ayer la reacción de la mayoría de las entidades sociales ante la propuesta del Ayuntamiento de Zaragoza de recortar respecto a 2008 un 40% el dinero destinado a convenios. Esta situación ha dejado en el aire la financiación de medio centenar de entidades ciudadanas, que ahora tendrán que pelear mediante concurso público por conseguir los recursos que han quedado tras el tijeretazo.

María Jesús Martínez, de la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión, que agrupa a unos 50 colectivos, fue clara. “Estamos en un momento de crisis y las asociaciones atienden cada vez a más personas y en una situación más crítica”, avisó. A través de un comunicado, la Red se consideró “engañada” por el Ayuntamiento, ya que en noviembre se aprobó por unanimidad una moción de CHA en la que se garantizaba la subida de la cantidad para los convenios en consonancia con la inflación. “De llevarse a cabo este recorte, supondría un grave retroceso en la atención de los ciudadanos en situación más desfavorecida”, concluyó.

Marta Valencia, secretaria general de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA), también expresó su preocupación. “Queremos ponernos en contacto con el Ayuntamiento y que nos diga algo. La información es alarmante y puede suponer una pérdida de puestos de trabajo importante”, declaró. Anunció que DFA presentará alegaciones al no entender “por qué se ajusta el presupuesto con la parte más débil”.

ATECEA, una asociación que trabaja con 48 afectados por daño cerebral y que cuenta con 17 trabajadores, lamentó la situación. “Se te cae el alma al suelo, porque tenemos que seguir sacando a la gente adelante. Nos hemos quedado planchados”, dijo su presidenta, Mercedes Ortiz.

La Fundación Picarral mantiene los programas de integración sociolaboral. “Los números no salen. Son 1,8 millones menos. _Se da la paradoja que el mes pasado nos dio un premio Ebrópolis y ahora viene la tijera”, dijo. Esther Aguado, de Azajer, que trabaja con afectados por la ludopatía, afirmó que “es patético”. “Todas las entidades funcionamos con créditos. Si no demuestras que el Ayuntamiento te va a dar el dinero, no puedes acceder”, declaró.

Fuentes de Amediar, que gestiona el servicio de mediación de la Casa de las Culturas, indicaron que “no tiene sentido que después de cuatro años de trabajo no se tenga en cuenta todo lo que se ha hecho”. Aseguraron que el servicio solo podrá aguantar un mes sin ayuda municipal. La Federación de Barrios calificó la medida de “inaceptable”.

Pero hay otras entidades a las que le esperan estrecheces: por ejemplo, la Fundación Federico Ozanam pierde la mitad de su presupuesto (unos 460.000 euros) para el proyecto de mejora de fachadas en el Casco Histórico. Además, se ha eliminado el convenio de 136.000 euros con el Consejo de la Juventud.


Etiquetas