Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El presupuesto retrocede un 37% en inversión y eleva la deuda 27 millones

Pese a la restricción del gasto, Acción Social logra un incremento de más de un 21%.

Menor inversión, más gasto social y un aumento de la deuda, la venta de suelo y los impuestos como recurso para cuadrar las cuentas. Estas son las claves del presupuesto general del Ayuntamiento de Zaragoza, que el gobierno municipal PSOE-PAR aprobó ayer de forma inicial con un montante global de 767 millones de euros, cifra que supone un recorte del 5,6% respecto a las cuentas de 2008.

Tras varios años expansivos desde el punto de vista de la inversión gracias a las obras complementarias de la Expo, 2009 será un ejercicio de recortes. En concreto, la suma de los capítulos inversores del presupuesto es de 112,8 millones de euros, 66,5 millones menos que en 2008. La reducción es superior al 37%, la mayor de los últimos años. El gobierno suma a los capítulos inversores unos 10 millones de euros destinados a Expoagua y la sociedad de promoción del aeropuerto hasta elevar la cifra hasta los 122,8 millones.

Pese al drástico ajuste en los gastos en obra nueva, 2009 será un año en el que se abrirán muchas zanjas en la ciudad gracias al fondo estatal de inversión local, que supondrá que se impulsen proyectos al margen del presupuesto por valor de 115,8 millones.

Otro de los aspectos llamativos de las cuentas de este año es que no se retorna a la senda de la reducción de la deuda, después de la fuerte captación de pasivos del año pasado, cuando se elevaron los compromisos con los bancos en unos 120 millones de euros.

Este año se contratarán menos créditos (44 millones frente a los 133,1 de 2008), pero no disminuirá la deuda, ya que está previsto devolver a los bancos solo 17 millones. Esto significa que las obligaciones con las entidades financieras se elevarán en unos 27 millones de euros hasta rondar los 705 millones de euros, según cálculos del concejal de Economía, Francisco Catalá. Esta circunstancia sitúa el porcentaje de endeudamiento (relación entre la deuda financiera y los ingresos corrientes) en el 109%, a una décima del máximo legal (110%).

Además de con créditos, el presupuesto municipal se cuadra mediante la previsión de venta de suelo, que este año rondará los 58,7 millones de euros, una cifra muy superior a la de 2008 (40 millones de euros).

Sin salir del capítulo de ingresos, se produce un incremento significativo de la recaudación de impuestos y tasas, que se eleva en 9,6 millones de euros. Este aumento se produce pese a la caída generalizada de los tributos vinculados al urbanismo, como la plusvalía, el impuesto sobre las construcciones o las licencias urbanísticas, que tendrán un retroceso de unos 10,7 millones.

Por otro lado, Catalá destacó el esfuerzo hecho por parte del Ayuntamiento para controlar el incremento del gasto corriente. En concreto, se elevará en el entorno del 5%, un porcentaje inferior al de años anteriores. "Es un presupuesto de austeridad y con una contención del gasto corriente sin precedentes", declaró.

Por otro lado, aumenta el gasto en Acción Social, que registrarán un incremento del 21%: de 32 millones de a euros a 39. Según explicó el alcalde, estos siete millones de euros proceden directamente del aumento de recaudación por la vía de los impuestos. "En época de crisis, tanto en inversiones como en gasto social tenemos que hacer un esfuerzo suplementario", declaró Catalá.

Críticas de la oposición

Los grupos exigieron mejoras en las cuentas. José Manuel Cruz, del PP, dijo que "es un presupuesto cuya inversión se sustenta en unos ingresos por venta de suelo que resultan increíbles" y que además "aumenta la deuda, dispara el gasto corriente y reduce drásticamente la inversión". Antonio Gaspar, de CHA, criticó sobre todo la caída inversora y que no haya partida para el tranvía o el corredor verde, mientras que José Manuel Alonso, de IU, exigió que se priorice el gasto social, en vivienda y en servicios públicos.

Etiquetas