Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La venta de licencias de taxi se reduce a la mitad por la crisis económica

Hay medio centenar por transferir. Unas 40 son de personas que se quieren jubilar y no encuentran comprador.

Francisco Paracuellos lleva 35 años conduciendo un taxi.
La venta de licencias de taxi se reduce a la mitad por la crisis económica
JOSÉ MIGUEL MARCO

La compra de pisos, de ropa, de mobiliario... todas se han paralizado, y también la de licencias de taxis. Medio centenar de personas tienen puesto a la venta su permiso, sin que por el momento hayan encontrado un comprador. Precisamente, unos cuarenta taxistas no se han podido jubilar por este motivo y continúan conduciendo su vehículo a pesar de haber llegado ya a los 65 años.

Además de que la crisis económica ha frenado el interés de los ciudadanos por las compras, los bancos ya no dan créditos con tanta facilidad como antes. Ni siquiera para la adquisición de una licencia de taxi.

De momento, fuentes del sector reconocieron la “situación crítica” que están atravesando. Normalmente, cada año se traspasan alrededor de 50-60 licencias, mientras que en 2008 se llegó a la mitad. De hecho, en el segundo semestre, solo se consiguieron transferir unas 15. “La mitad de lo que se esperaba”, aseguraron.

Pero la mala racha de la economía en general también ha afectado al precio de estas autorizaciones. Si en pleno auge, algunos taxistas llegaron a recibir más de 200.000 euros (de 34 a 35 millones de euros), ahora, el título se ha reducido hasta un 30% en algunos casos. Es decir, se llega a cobrar de 140.000 a 160.000 euros.

Reducción de ingresos

Según fuentes del colectivo del taxi, los ingresos se han reducido respecto a 2007. Por ello, aunque ese año se acordó con el Ayuntamiento de Zaragoza que podrían contratar a todos los asalariados que quisieran, hace unas semanas revocaron este punto del acuerdo y coincidieron en la necesidad de acotar el número de empleados a 150. Actualmente, hay 134.

Uno de los puntos que queda pendiente por resolver es la instalación del sistema de GPS en toda la flota. El Área de Servicios Públicos apuesta por esta fórmula como medio para controlar el número de coches que hay en la calle y así garantizar un correcto funcionamiento de toda la flota.

En estos momentos, el consistorio zaragozano obtiene datos de los 850 vehículos de la cooperativa de radio-taxi, pero pretende extenderlo a toda la red (1.767). Pero la oposición de los taxistas, y así votaron en asamblea a mitad del pasado mes de diciembre, a esta iniciativa es rotunda.

Fuentes del sector aseguraron que en el convenio que se firmó en 2007 solo se comprometieron a “fomentar” la instalación del GPS, pero no se obligaba, tal y como sí se recoge en la ordenanza posterior (incluso se prevén sanciones).

Etiquetas