Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MUNDO RURAL

Educación duplicará la cifra de alumnos en las aulas para adultos del medio rural

Ofertará clases de formación inicial, FP e idiomas para que la población pueda acceder.

Facilitar el acceso a la formación de los grupos desfavorecidos del medio rural para que puedan encontrar un buen empleo. Este es el objetivo que persigue el departamento de Educación y que pretende alcanzar reforzando la oferta de cursos y de infraestructuras educativas en los pueblos aragoneses. La DGA ha iniciado un plan para el desarrollo rural con el que se duplicará el número de adultos que se forman en las aulas repartidas por la comunidad. La meta es llegar a los 30.000 matriculados en esas clases -ahora hay unos 17.000-.

El proyecto se ejecutará a lo largo de los próximos cuatro años y conlleva la construcción de nuevas aulas -se quiere llegar a más de 400 municipios- y el desarrollo de programas dirigidos a mejorar la empleabilidad o la competencia digital. “Se hará una formación a la carta. Si en una localidad se necesita gente para trabajar en determinada industria, nosotros les ofreceremos clases que les preparen y que les permitan incorporarse en buenas condiciones al mercado laboral de su zona”, explica Natividad Mendiara, directora general de Formación Profesional y Educación Permanente de la DGA. Recuerda que se persigue que la población rural tenga las mismas oportunidades que aquellos que viven en las ciudades y que no se vean obligados a marcharse para formarse.

La oferta será presencial, a distancia y a través de internet. Habrá cursos para aquellos que no tengan las competencias básicas y que consistirán en lecciones de lectura, escritura y cálculo. Los interesados podrán obtener también el título de Educación Secundaria, así como para preparase las pruebas de acceso a otros estudios (Formación Profesional y Universidad).

Los idiomas ocuparán un lugar destacado, ya que se darán cursos de iniciación, refuerzo y conversación de lenguas extranjeras . Estos servirán como alternativa a las Escuelas Oficiales de Idiomas allí donde no hay extensiones de esos centros.

Habrá también programas de cualificación profesional inicial (antes conocidos como garantía social), que son aquellos a los que se puede acceder sin necesidad de tener el título de Secundaria y que capacitan para una profesión. Por ejemplo, se ofertan módulos de auxiliar de peluquería, ayudante de servicios administrativos u operario de albañilería.

Además, se prestará especial atención a las mujeres en situaciones desfavorecidas y a aquellas que en su día no pudieron estudiar y carecen de una formación. Por su parte, los inmigrantes dispondrán de cursos de inmersión en la lengua y cultura española y también clases de apoyo para sacarse el carné de conducir.

Por último, se impartirán una serie de lecciones destinadas a mejorar la cultura general de los inscritos y a fomentar hábitos saludables. Por ejemplo, se darán cursos para promover la igualdad de ambos sexos, para explicar estrategias que se pueden tomar ante problemas de alimentación, drogodependencia, sexualidad…

“Apostamos por la formación a lo largo de toda la vida y queremos que estos cursos sean un revulsivo para todos aquellos que necesitan adquirir nuevas capacidades y conocimientos que les permitan poder tener un buen empleo”, añade Mendiara.

Los interesados en estos cursos deben acercarse al centro de adultos más próximo y preguntar por la oferta que en él se imparte.

Etiquetas