Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ENTREVISTA

Dolores Serrat: “Los cambios conllevan heridas y para curarlas hace falta tiempo”

La sucesora de Buesa en el liderazgo del PP en el Ayuntamiento lanza un mensaje de unidad y reconciliación después de cuatro años de guerra interna

Dolores Serrat, frente a la bancada que ocupa el PP en el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza.
Dolores Serrat: “Los cambios conllevan heridas y para curarlas hace falta tiempo”
JOSÉ MIGUEL MARCO

¿Qué déficits había en el PP municipal que han hecho necesario el cambio de portavoz?

Creo que el cambio en las personas no viene marcado por déficits en la etapa anterior, sino porque cuando una cosa cambia, también hay que cambiar las caras. Otra cosa que se puede notar es que cuando cambian las personas también cambia el estilo.

¿Y cuál es su estilo?

A mí me gusta más delegar, me gusta más convencer que imponer, pero eso no significa que no se haga lo que se tiene que hacer.

¿Para qué se crea la figura del presidente de grupo, que ocupará Domingo Buesa, si no va a tener poder operativo?

Es una figura que no es nueva, sino que ha existido en otras etapas. La recuperamos para dejarle a Domingo Buesa ese reconocimiento a una persona que ha sido presidente provincial y que todavía tiene muchas cosas que aportar, pero en un nuevo papel. Evidentemente es un papel más de representación y asesoría que de dirección del día a día, pero estoy convencida de que todavía nos aportará muchas ideas.

¿No existe el riesgo de que se genere una bicefalia?

Todos tenemos claro nuestro papel. La dirección de la acción política corresponde al portavoz del grupo y evidentemente Domingo Buesa dará sus opiniones.

¿Ocupará el despacho de Domingo Buesa y su coche oficial?

No, no, no, no… Domingo Buesa seguirá ocupando su despacho como presidente del grupo y él seguirá disponiendo de todo lo que le corresponde. Como he dicho, es el cargo de representación.

¿Existe el riesgo de que los cambios acentúen los problemas internos que ha tenido el PP?

Los cambios siempre conllevan heridas y para curar las heridas hace falta un tiempo. Si asumimos que estamos en un proyecto común, estas heridas curarán. Lo que buscamos es un mensaje de unidad. En el PP no sobra nadie.

¿Va a estar tutelada por la dirección regional?

Yo no creo que la palabra sea tutelada, sino coordinación y que en todas las instituciones el PP transmita el mismo mensaje. Pero cada institución tiene sus singularidades, en las que tenemos que trabajar. Esperamos que haya una mayor fluidez en la información para hacer un trabajo conjunto.

¿Qué balance hace de la gestión del alcalde en el primer tramo de su segundo mandato?

Ha estado marcado por la Expo, que ha tenido sus luces y sus sombras: las obras del plan de acompañamiento se han quedado en agua de borrajas. Hay muchas cosas que no están concluidas y el importe económico para las arcas municipales posiblemente ha sido mayor del que era esperable. Por lo tanto, es menos satisfactorio de lo que nos hubiera gustado, sin ser malo. Si nos centramos en el hecho de colocar a Zaragoza en el mapa, pues también lo hemos conseguido parcialmente, porque el número de visitantes extranjeros fue muy inferior al esperado. Incluso el número de nacionales. El resto de la gestión ha sido bastante errática, marcada por la improvisación. No podemos estar satisfechos.

Belloch se ha dirigido a Rudi para llegar a acuerdos con el PP. Tras apoyar los presupuestos de 2008, ¿qué posibilidades hay de alcanzar nuevos pactos?

La primera parte de la pregunta, la desconozco. Respecto a la segunda, en estos momentos, acuerdos globales no. Puede haber acuerdos puntuales en aquellas cosas en que podamos coincidir.

Se ha acusado al PP de condescendencia con el gobierno.

Yo creo que eso venía marcado por ese clima, ese pacto que había con la Expo. No quiero pensar que haya habido connivencia. Yo no tengo esa impresión. Pero la Expo ha terminado y de aquí en adelante nuestra obligación es controlar al gobierno y tratar de que se lleve a efecto nuestro proyecto. Eso no quiere decir que no vayamos a ser capaces de llegar a acuerdos en algunas cosas, pero no vamos a estar por el todo vale.

¿El PP va a apoyar al PSOE en las recalificaciones de suelo, como la de la carretera de Huesca?

Es un proyecto que tiene luces y sombras. Lo tendremos que estudiar cuando tengamos los datos. Pero creo que hay un tema de fondo sobre el urbanismo que es si vamos a un urbanismo guiado por el Plan General o vamos a un urbanismo a la carta. Es un tema que tendremos que debatir en el partido y es lo que marcará el futuro de los apoyos o no.

¿Y a usted le convence más el urbanismo a la carta o el que se ajusta al PGOU?

Lo que nos marca la legislación es el PGOU. No digo radicalmente que no, sería una cuestión a estudiar, pero no tengo criterio porque tampoco soy una experta en urbanismo. En estos momentos defendemos el PGOU, pero parece que las cosas apuntan a un urbanismo más a la carta.

¿Qué posición van a mantener con la Expo floral?

El PP no va a estar en contra de lo que sea bueno para la ciudad, pero Floralia parece que es más una feria. El Estado ha dicho que no va a participar. La Comunidad autónoma no ha dicho nada y tampoco lo ve claro. Por lo tanto, hay muchas cosas que tendremos que saber antes de decir si se apoya o no. No nos parece mal que a Zaragoza vengan eventos internacionales, pero hay que ponderar los costes y los beneficios.

¿Cómo se está gestionando la post Expo?

Con bastante oscurantismo. No sabemos si el estado va a seguir asumiendo su parte o si la va a ceder a la autonomía y al Ayuntamiento. No sé si nos conviene que se retire el Estado tal y como están las cosas. Ese parque empresarial que iba a haber en Ranillas va muy despacio y cuando algo se quiere cambiar de sitio, se manda a Ranillas, lo cual significa que no tiene un proyecto propio. Hay una cierta improvisación.

El PP no tiene un candidato a la alcaldía de Zaragoza para 2011. ¿Qué perfil debería tener?

En estos momentos todavía es prematuro poner ningún nombre. Pero debe representar los principios del PP. En el PP hay gente de sobrada experiencia y perfil para ocupar esa candidatura.

¿Se ve usted como candidata?

No. Yo en estos momentos tengo que asumir la responsabilidad que se me ha encomendado y creo que con esto tengo trabajo más que suficiente.

¿Pero cierra las puertas?

Nunca he sido una persona de cerrar las puertas. Pero en estos momentos la respuesta es no. El futuro… pues Dios dirá.

Etiquetas