Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ENTREVISTA

Luis María Beamonte: “Buesa nada tendrá que ver con el diseño de la política municipal”

Tras el congreso provincial, el nuevo líder del PP zaragozano da por zanjada la guerra interna.

Luis María Beamonte, en su despacho de la sede del PP.
Luis María Beamonte: “Buesa nada tendrá que ver con el diseño de la política municipal”
JOSÉ MIGUEL MARCO

¿Qué balance hace del congreso provincial?

He visto la ilusión que hace mucho tiempo no veía, que es la posibilidad de acercarnos a verdaderas opciones de gobierno en un futuro próximo. Quisiera destacar la participación libre que ha habido en la decisión de apoyar o no mi candidatura, que fue de consenso. Ni todo el mundo puede estar excesivamente satisfecho ni tampoco todo el mundo puede estar insatisfecho. Se ha hecho una candidatura con cierto equilibrio. El tiempo del cargo para la foto, conmigo se acabó.

Ha dicho que si este hubiera sido un congreso de confrontación su Ejecutiva hubiera sido distinta.

En política, quien no sabe superar dificultades y aceptar la situación que toca debe hacer otra cosa. Un partido es de todos. Hay personas con las que tienes más afinidad y personas con las que tienes menos. Pero no tiene que haber ninguna duda de que el objetivo es el mismo y que por lo tanto hay que aceptar las diferencias y hay que tener la inteligencia suficiente para superarlas.

En círculos del PP ha habido cierta decepción porque la renovación no ha sido tan profunda como se esperaba.

Esto es una primera foto, hay que esperar a la foto final. Todo el mundo puede ver que sí ha habido integración, pero que ha habido también una profunda renovación. Y el mejor ejemplo lo podemos ver también en los vocales del comité ejecutivo, con gente joven, preparada y donde hay una nueva estampa que viene a definir el modelo que quiero para el PP.

 

En el congreso hubo bastantes votos en blanco, que revelan una bolsa de descontentos.

De la misma manera que ha habido muchos compromisarios que han decidido en el uso de su libertad darme su apoyo, otros han entendido que podrían existir otras alternativas. Aunque puede haber algunos que por no figurar se hayan pronunciado de esa manera.

Entre los vocales del comité ejecutivo repesca a ex concejales como Jorge Azcón o Ricardo Mur.

Nunca hay que repescar a los que nunca se han ido. En cualquier caso, yo estoy muy contento de que todas las personas que en un momento determinado dejaron de tener responsabilidades públicas vuelvan a la acción directa.

¿Cómo cambiará el PP-Zaragoza?

Va a haber una gran apuesta por el territorio, algo en lo que tenemos déficit. De lo que se trata es de posicionarnos en una situación de fortaleza que nos permita aportar esa gran bolsa de votos que, posteriormente con la acción de Zaragoza ciudad, posibilite opciones reales al Gobierno de Aragón y a las instituciones.

También se ha decidido un cambio en la portavocía del grupo municipal de Zaragoza. ¿Es un castigo a Domingo Buesa?

No se debe interpretar nada en clave de castigo. Los tiempos son otros, las circunstancias son otras y, por lo tanto, las decisiones son otras. Contamos con los compañeros que contábamos en el Ayuntamiento de Zaragoza y se ha tomado la decisión que se ha entendido más apropiada en estos momentos para el ejercicio del control de la acción de gobierno.

¿Por qué se ha elegido a Dolores Serrat y a José Manuel Cruz como portavoces del grupo?

Primero por las propias fortalezas de los dos. Después, porque tenía que ser algo equilibrado. Y en tercer lugar, porque había que elegir entre los compañeros que hay a dos personas.

¿Quién tendrá el control del grupo, Buesa o Dolores Serrat?

El control corresponderá a la portavoz y su adjunto, como no puede ser de otra manera.

¿Qué papel jugará Buesa?

El papel que jugará él lo tiene absolutamente claro. Por supuesto nada tiene que ver con el diseño de las políticas que se vayan a desarrollar en el Ayuntamiento.

¿Este congreso zanja las guerras internas en el PP?

La llegada de Luisa Fernanda Rudi a la dirección regional ha hecho que el PP adquiera una unidad que hace mucho que no tenía. Y eso ha irradiado en las estructuras provinciales. Cuando un partido se dedica a luchas internas, al final pierde la verdadera esencia de las acciones de gobierno. Y eso ahora en el PP ya no ocurre.

Etiquetas