Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Salud inicia un plan de choque para reducir las listas de espera en la Margen Izquierda

Noeno defiende la gestión del consorcio de alta resolución y asegura que los servicios de Tarazona y Fraga abrirán en enero

El departamento de Salud y Consumo iniciará la semana que viene un plan de choque para "descongestionar" la Margen Izquierda y reducir las largas listas de espera que se acumulan en especialidades como traumatología, donde llega a haber más de un año y medio de demora. La consejera del ramo, Luisa Noeno, explicó ayer que las medidas concretas del proyecto se detallarán el lunes, pero adelantó que una de las principales será la apertura el día 1 de diciembre de un servicio de traumatología en el hospital Royo Villanova y su consiguiente ampliación de plantilla. Hasta ahora, los pacientes eran derivados al Servet.

Noeno respondió con este anuncio a la petición del Justicia de Aragón para que la DGA elaborara un plan que aliviara la presión asistencial en el centro de especialidades Grande Covián, que atiende a la población de la Margen Izquierda de Zaragoza y un grupo de núcleos como Santa Isabel, Villanueva o Alfajarín. En total, se ocupa de 220.000 personas y tiene asignados solo tres traumatólogos."La espera de trauma en ese centro no nos gusta y es superior a la media. Creemos que podemos hacerlo mejor", reconoció la consejera. Esta insistió en que la apertura del servicio en el Royo Villanova (que pertenece al mismo sector que el Grande Covián) reducirá las demoras.

Noeno compareció ayer en las Cortes a propuesta de Izquierda Unida para informar sobre la política de personal y la situación actual del Consorcio de Salud, que la semana pasada sufrió un nuevo varapalo legal al anular un juez la convocatoria de plazas en centros de ese organismo por irregularidades.

La consejera defendió ese consorcio que -a su juicio- ha mejorado la accesibilidad de los pacientes de las comarcas a los servicios sanitarios y justificó los problemas surgidos alegando que es una fórmula nueva que no se había probado en Aragón. "Tenemos derecho a equivocarnos, pero creo que no nos estamos equivocando", dijo. El consorcio está formado por el hospital de Jaca y otros tres centros en Ejea, Tarazona y Fraga. En la actualidad solo los dos primeros están funcionando, aunque Noeno aseguró que los otros dos abrirían en enero.

Las explicaciones no convencieron a la oposición, que volvió a pedir la disolución de ese organismo. "Ha sido un auténtico fracaso", afirmó Ricardo Canals (PP). Por su parte, Nieves Ibeas (CHA) se mostró partidaria de que se integre en el sistema sanitario público y Adolfo Barrena (IU) recordó su oposición frontal a ese ente.

Etiquetas