Despliega el menú
Zaragoza

URBANISMO

El complejo de ocio de Helios se reduce a la mitad y su apertura se retrasa a 2010

El club deportivo se ve obligado a modificar el proyecto ante el retraso del ayuntamiento en ceder el suelo expropiado, que podría efectuarse en unos días tras dos años de espera.

El nuevo complejo de ocio y deporte de Helios se reducirá finalmente a la mitad ante la actual coyuntura económica, pero mantendrá su red de equipamientos de élite y un gran restaurante con sala de fiestas. Así lo aseguraron los responsables del proyecto, que esperan inaugurar el edificio en el verano de 2010 tras lograr el miércoles un compromiso de Urbanismo para desatascar el litigio por los suelos. La inversión rondará los seis millones de euros, a la que habrá que sumar el propio acondicionamiento de las instalaciones.

El presidente de Helios, Antonio Serrano, señaló que hace dos años, cuando se firmó el convenio con el Ayuntamiento, tenían los socios necesarios para financiar y explotar un centro de 8.000 metros cuadrados, pero que los retrasos en disponer de los terrenos han obligado a "ajustarlo al actual momento económico". De esta forma, se levantará un edificio de unos 4.000 metros, dotado de dos plantas diáfanas y de una azotea ajardinada junto al puente de La Almozara. "Tenemos un plan b ya diseñado y que sigue siendo igual de bonito", aseguró.

El Ayuntamiento expropió parte de la chatarrería colindante con Helios para permitir al club construir el citado complejo como compensación por la ocupación del frente fluvial de sus instalaciones. Si se hubieran cumplido los plazos, se tendría que haber estrenado para la Expo. La cesión se podría hacer efectiva en días.

La constructora De Luis & asociados mantiene la alianza con Helios, por la que asumirá la concesión por 50 años pese a que los inversores se echaron atrás ante el retraso y la crisis. El empresario Javier de Luis garantizó que el edificio será igualmente "emblemático", en el que seguirán predominando el hormigón y los vuelos como en la propuesta inicial. "Algunos nos han dicho que es incluso mejor diseño", añadió.

El anteproyecto ya está redactado y antes de fin de año estará listo el definitivo con el objetivo de tramitar todos los permisos con tiempo y poder así iniciar las obras antes de la primavera. "En marzo podríamos empezar las obras si se desbloquea todo y estaríamos en disposición de inaugurar a los dos veranos", dijo.

El diseño lleva la firma de los arquitectos Enrique de Luis, Ruth de Rioja y Víctor Millán, que plantean concentrar los usos deportivos en una planta inferior con acceso directo al Ebro y otra baja -a la cota de la avenida de Ranillas- reservada a un negocio de restauración y que se rematará con una azotea ajardinada. Un hostelero de la ciudad se encargará de explotar el restaurante para la celebración de banquetes y la sala de fiestas.

La mitad de la superficie, 2.000 metros cuadrados, se destinará a los socios de Helios. Incluirá un embarcadero, hangares para piraguas, un gimnasio, vestuarios, piscinas de entrenamiento de remo y piragüismo y hasta simuladores. "La entrada se realizará por un patio tipo japonés", detalló De Luis.

El resto del complejo se dedicará a la restauración. La planta calle, de unos 1.500 metros cuadrados, contará con una entreplanta para una sala de fiestas. La azotea, de mil metros, se convertirá en un parque, "con jardín y árboles".

Etiquetas