Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

La obra del Náutico se desbloquea al fin y podrá inaugurarse a principios de año

Patrimonio aprueba el proyecto de acondicionamiento interior y el Ayuntamiento dará la licencia la próxima semana para montar el restaurante en un plazo de tres meses.

La terminación del nuevo club Náutico se ha desbloqueado al fin, lo que permitirá inaugurarlo a principios del 2009 con más de medio año de retraso sobre el compromiso del Ayuntamiento y de Expoagua. La obra básica del edificio y de la ribera concluyó en julio, pero la empresa concesionaria, Martín Domingo Asociados, no ha podido entrar aún porque carecen de los preceptivos permisos. La comisión de Patrimonio acaba de aprobar el proyecto de acondicionamiento interior (el muro de Echegaray y Caballero está protegido y el edificio, adosado a él) y el Ayuntamiento prevé conceder las licencias la próxima semana, según fuentes municipales.

La explotadora esperaba lograr estos permisos en julio y solapar los acabados de la urbanización con los trabajos de montaje del bar y restaurante previstos, dado que el Ayuntamiento se había comprometido a acelerar la tramitación para que pudieran abrir para las fiestas del Pilar. La realidad ha sido muy distinta, por lo que los 200 socios del Club Náutico y los futuros clientes deberán esperar otros tres meses, el tiempo estimado para acondicionar las instalaciones.

La constructora San José se encargó de levantar la estructura y las fachadas del edificio, mientras que Drace y Geocisa asumieron la urbanización y la construcción del camino perimetral.

El contrato de concesión entre el Ayuntamiento y el club Náutico es por un periodo de 40 años. La entidad, a su vez, ha confiado la explotación del bar y restaurante a Martín Domingo Asociados, que abrirá al público un local de unos 1.000 metros cuadrados.

Aforo de 300 personas

La inversión rondará los 1,5 millones de euros, dado que hay que montar incluso un ascensor y escaleras desde la azotea, convertida en un mirador al Ebro, anexo al paseo de Echegaray. La pretensión es que se pueda comer a la carta por unos 40 euros, pero también se podrán contratar banquetes para 300 personas, como han hecho los dueños del molino de San Lázaro, situado al otro lado del Puente de Piedra. La oferta del Náutico se complementará a partir de la próxima primavera con una terraza junto al embarcadero y otra en la cubierta, en el paseo Echegaray y Caballero.

Los socios del club estrenarán también instalaciones. La zona deportiva estará ubicada en la primera planta del edificio, con acceso directo al embarcadero y dotada con una pequeña piscina cubierta, un gimnasio y un almacén para guardar embarcaciones y material. En la segunda planta, compartiendo espacio con el bar y restaurante públicos, se acondicionarán las dependencias de la secretaría y del club social.

Por otra parte, se ha adjudicado de forma provisional el cierre del camino del Ebro, que unirá este cauce con el del Canal Imperial en La Cartuja. La actuación, por un importe 180.000 euros y un plazo de dos meses, está financiación por la Diputación Provincial y el Parque de Reciclado. Tendrá un andador y un carril bici.

Etiquetas