Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

En las Cortes, como en casa

Una visita a un hogar zaragozano basta para comprobar que el precio de una comida estándar cuesta aproximadamente lo mismo que el suculento y subvencionado menú por el que pagan los diputados y trabajadores de la Aljafería. 3 euros.

Basta pasar por una cocina zaragozana a mediodía, con la compra recién llegada, para comprobar que el precio de una comida estándar en una casa se puede equiparar a lo que pagan los trabajadores, funcionarios y diputados de las Cortes por su subvencionado menú. Una comida casera puede rondar, como mínimo, los tres euros por persona. Lo mismo que se paga en La Aljafería por un sabroso menú del día. Como pasa en otras instituciones y profesiones, caso de los hospitales, los profesionales de este edificio pueden disfrutar de importantes descuentos para comer al mediodía.

Así, un cubierto que cuesta 13 euros al restaurante que lo sirve, se queda en tres para los trabajadores de la Aljafería. Son platos de buena calidad cuyos ingredientes, comprados en el supermercado, pueden rondar los diez euros. Ayer, por ejemplo, tuvieron alubias con oreja y chorizo, cogollos con anchoas, fritada aragonesa o crema de marisco, para elegir de primeros platos; como segundos, redondo de ternera con champiñón, chuletas de ternasco a la parrilla, salmón al horno o emperador a la plancha; y pastel fresco de yogur, cuajada con miel, fruta o helado, de postre; todo regado con vino Montesierra, de la Denominación de Origen Somontano.

Los cogollos, el ternasco y la fruta del día, comprados en el supermercado, pueden superar los nueve euros, unas cifras que rara vez se alcanzan en una compra diaria familiar. Ayer, por ejemplo, Francisco Palacios y Marisa Giménez hacían la compra al mediodía en un supermercado zaragozano. "La comida que vamos a hacer hoy es económica, porque tenemos prisa y hay que hacerlo rápido", cuenta Francisco. Por ello, no se van a complicar la vida. Unos macarrones con atún y una salchichas al vino blanco, con fruta de postre, refrescos y agua.

Hacen comida para cuatro, ya que al mediodía esperan sus hijas, Verónica y Rebeca. El precio de todos los ingredientes, para los cuatro, es de once euros, lo que arroja una media por persona ligeramente inferior a los tres euros. Lo mismo que pagan en la Aljafería por un menú de bastante más calidad.

En el comedor de las Cortes comen diariamente una media de unas sesenta personas. Todos los días, apuntan en el menú los platos más apropiados para los que siguen régimen. Ayer, para ellos había cogollos con anchoa, emperador a la plancha y fruta.

Etiquetas