Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Belloch y Biel siguen sin aclarar quién será el socio privado en el futuro estadio de San José

El Ayuntamiento y la DGA dicen que pagarán lo mismo, pero dejan en el aire el porcentaje del club y de otras sociedades anónimas. El Real Zaragoza se muestra satisfecho, aunque no desvela si aportará dinero.

El modelo de financiación del futuro campo de fútbol de San José, que sustituirá a la vetusta Romareda, sigue en el aire pese al compromiso del Ayuntamiento de Zaragoza y del Gobierno de Aragón de participar económica a partes iguales en el proyecto. Tanto el alcalde de la capital, Juan Alberto Belloch, como el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, no pudieron avanzar mucho más, a la espera de que el Real Zaragoza, principal usuario de las instalaciones, y otras entidades privadas decidan si finalmente se involucran en la operación.

Ocho meses después de la última comisión bilateral, los representantes del Ayuntamiento y de la DGA se reunieron de nuevo ayer en el edificio Pignatelli para retomar los asuntos pendientes. En las declaraciones posteriores de Belloch y Biel (el presidente, Marcelino Iglesias, no compareció), faltaron concreción y avances sustanciales sobre la última reunión, celebrada en febrero en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Críticas de la oposición

No en vano, los grupos de la oposición criticaron el escaso contenido del encuentro. "Hoy hemos escuchado los mismos anuncios de siempre, los que llevamos oyendo años al alcalde Belloch y a Iglesias. ¿A quién se creen que están engañando?", explicó el portavoz del PP, Domingo Buesa.

CHA también se expresó con dureza y tachó la comisión de "tomadura de pelo" y "pantomima". "Ha vuelto a ser una reunión para salir en la foto en la que no han firmado ni un solo compromiso económico, ni han anunciado nada que no estuviera ya anunciado reiteradamente", afirmó el portavoz de CHA, Juan Martín.

El tema estrella fue el campo de fútbol, cuyo modelo de financiación lleva colgado desde que a principios de año se decidió construirlo en el barrio de San José, en las inmediaciones de la huerta de Miraflores. El coste estimado del estadio es de 103 millones de euros.

Belloch y Biel anunciaron que las dos administraciones podrán la misma cantidad de dinero. "Un euro del Gobierno de Aragón por cada euro del Ayuntamiento", subrayó el alcalde. Hasta ahora, la DGA había mostrado su interés en participar, pero no había explicitado cuál sería el nivel de su implicación en el proyecto.

Pero más allá de esta circunstancia, se dejó en el aire el porcentaje final, pese a que las estimaciones del Ayuntamiento y de la DGA es que la participación de las dos instituciones representará dos tercios de los costes del campo. "No concretamos el porcentaje porque queremos que la participación privada sea lo más amplia posible", afirmó Belloch.

"El Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón garantizarán la cantidad necesaria para iniciar la construcción", añadió Biel. Belloch subrayó que "se van a empezar conversaciones con el sector privado y con el club" para cerrar el nivel de participación de todos los socios.

Pero al margen de generalidades, todavía no se ha presentado un informe solvente del nivel de ingresos que puede generar el futuro campo de fútbol mediante la venta o el arrendamiento de los locales comerciales, la venta de palcos o las operaciones de patrocinio. Tampoco se sabe la tasación actualizada de los terrenos anexos al campo de fútbol de La Romareda, con los que el Ayuntamiento quiere pagar su parte. Por supuesto, se desconoce lo que aportará el Real Zaragoza.

Satisfacción en el club

Pese a la falta de concreción del acuerdo, el Real Zaragoza expresó ayer su "gran satisfacción por el resultado de la comisión bilateral". Fuentes oficiales del club se mostraron esperanzadas de que el campo de fútbol pueda estar listo "al final de la legislatura" y expresaron su disposición a participar en el proyecto.

"Ahora nos toca sentarnos", explicaron las citadas fuentes, que recalcaron que "al Zaragoza se le llame era lo que queríamos desde el principio". Pero a la hora de hablar de dinero, el club no avanzó nada. Las citadas fuentes admitieron que la situación económica de la entidad "es delicada", pero no cerraron la puerta a una participación destacada en el proyecto.

Etiquetas