Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El maratón obliga a desviar mañana todas las líneas de autobús urbano

La carrera, que comenzará a las 8.30 y durará hasta las 15.30, transcurre por toda la ciudad.

Circular en coche por Zaragoza mañana será prácticamente imposible. El II Maratón Expo Zaragoza Corte Inglés complicará el tránsito por la ciudad desde primeras horas del día. La carrera, que discurrirá de punta a punta de la capital aragonesa, desde el Actur hasta el parque de Primo de Rivera, obligará a desviar todas las líneas de autobús.

Desde las 8.30, cuando comenzará el maratón, se ha preparado un dispositivo especial para minimizar las afecciones al tráfico. No obstante, conforme avance la carrera la Policía Local irá cortando las calles y desviando los buses cuando sea necesario. De esta manera, los agentes intentarán restablecer la circulación en cuanto sea posible y los corredores vayan pasando por las vías.

La prueba de 42 kilómetros saldrá de los alrededores del parque de Primo de Rivera y cruzará el centro de la ciudad para dirigirse hacia la avenida de Pablo Ruiz Picasso. En su recorrido, afectará a las líneas 20, 21, 22, 23, 24, 25, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 50, 51, 52 y 53. Algunas quedan cortadas por dos partes. Solo podrá mantener su trayecto intacto la 128, plaza Mozart-Peñaflor, y la 142, que funciona de lanzadera y une la estación de Las Delicias y el Actur, pero sin pasar por el centro de la ciudad.

Además deberán cambiar durante algún momento de la mañana su recorrido, la C2 (Parque Goya-Puente Santiago) y la C3 (Plaza de San Francisco-Valdespartera). Por su parte, la línea Expo 8, que conecta el recinto de Ranillas con el paseo de Pamplona, no prestará servicio de 9.00 a 14.30.

Desde la organización y el Ayuntamiento de Zaragoza, se recomienda a los ciudadanos que eviten coger el coche para desplazarse por la capital aragonesa mientras dure el maratón. Sobre todo, desplazarse por el centro que será la zona más colapsada y afectada por esta cita deportiva. La empresa concesionaria del transporte público intentará informar en las paradas de los cambios y los agentes de la Policía Local informarán a los conductores de las variaciones que se vayan produciendo durante el transcurso de la carrera.

La prueba del año pasado transcurrió normalmente y con gran éxito de participación, aunque conductores y peatones confían en que se solucionen algunos pequeños "problemas" de la pasada edición.

Señalización azul

Algunos conductores criticaron la señalización que se utilizó para indicar el camino a los corredores y separarlos de los vehículos. De hecho, la línea azul que se pintó en muchos carriles de la ciudad está todavía dibujada desde la edición anterior.

Por otra parte, los vecinos del centro de la ciudad han mostrado en las últimas semanas su malestar por las numerosas veces que se corta el centro al tráfico y se desvían los autobuses urbanos. Muchos lamentan que este tipo de actividades deportivas y culturales no se organicen en lugares de esparcimiento sin afecciones directas a la ciudadanía, como las zonas verdes. El fin de semana pasado el paseo de la Independencia se cerró al tráfico para celebrar los actos de la Semana de la Movilidad (con actividades deportivas) e Independencia estuvo cortado desde la noche del sábado 20 hasta la del domingo, 21.

De hecho, todos estas restricciones vuelven a poner sobre la mesa el proyecto de peatonalización de Independencia que surgió hace unos años, cuando se hizo la reforma de la avenida. Algunos colectivos apuestan por que por este tipo de vías se impida el paso de los vehículos privados y se reserven estos espacios a los peatones.

Etiquetas