Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Belloch lanza ya el plan de la autovía de Huesca pese a que aún hay reservas para miles de VPO

Zaragoza dispone de suelo para más de 70.000 pisos que garantizan la expansión urbana. PSOE, PP y PAR impulsan hoy la recalificación masiva de suelo entre San Gregorio y la Ciudad del Transporte.

El equipo de gobierno PSOE-PAR de Zaragoza, con el apoyo del PP, dará hoy el primer paso para a una recalificación masiva de suelo junto a la autovía de Huesca con el objetivo de construir más de 10.000 pisos no previstos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente. La decisión se tomará pese a que la capital aún dispone de suelo para más de 70.000 pisos, de los que aproximadamente la mitad son VPO. La propuesta solo contará con la oposición de los grupos minoritarios, CHA e IU.

Con el ritmo de concesión de licencias que tiene el Ayuntamiento, de unas 5.000 anuales, estas reservas de vivienda garantizan el crecimiento urbanístico de la ciudad durante unos 15 o 20 años. Pese a todo, el equipo de gobierno ve necesario abrir la espita de los nuevos suelos urbanizables residenciales.

Según la Gerencia de Urbanismo, actualmente hay suelo reparcelado para unas 25.000 VPO y en cinco años podría estar liquidado, aunque nunca el Ayuntamiento ha concedido licencias a ese ritmo. Solo en 2006, en plena eclosión de Valdespartera y del mercado inmobiliario, se superó la barrera los 4.000 permisos para construir vivienda protegida.

Pese a las reservas de suelo existentes, PSOE, PP y PAR apoyarán la propuesta de modificación del PGOU, que multiplicará el valor de unos terrenos de titularidad privada calificados como productivos. Entre los propietarios de ese ámbito figuran promotoras tan conocidas como Castillo Balduz, Plaza 14, Antonio Olmeda, Nozar o Fuentecanal.

De momento, no se generarán derechos, ya que hoy solo se requiere el visto bueno de la Gerencia de Urbanismo para empezar a negociar la firma del convenio. Los cálculos del equipo de gobierno apuntan a que para que esta zona tenga un proyecto de urbanización aprobado pasarán unos ocho años, como en Arcosur.

El nuevo barrio llega además cuando están bloqueadas las bolsas de expansión de VPO sobre suelo público y en zonas más próximas de la ciudad. Es el caso de Miralbueno y Casetas, cuyo proyecto de expropiación para hacer viviendas protegidas permanece varado en los tribunales. Por otro lado, el equipo de gobierno no ha logrado el compromiso del Ministerio de Defensa para conveniar suelos militares en el entorno de Juslibol y construir VPO.

Etiquetas