Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Un domingo con muchas opciones

Los ciudadanos pudieron elegir ayer entre varios actos festivos: la Bajada del Canal, las actividades de la Semana de la Movilidad y el mercado medieval.

Acabada la Expo, lejos de aburrirse, los zaragozanos tuvieron ayer muchas opciones para pasar el domingo. Y tomaron literalmente la calle. Si algunos prefirieron participar un año más con sus "embarcaciones" en la tradicional bajada del Canal Imperial desde Torrero hasta La Paz; otros se inclinaron por inculcar a los pequeños la pasión por el deporte en las actividades que se organizaron por la Semana de la Movilidad, en el paseo de la Independencia.

Sin duda, los más madrugadores fueron los "marineros" de Torrero. Con sus "particulares" barcas quisieron reivindicar un año más que el Canal Imperial puede, si se quiere, ser "navegable hasta el mar". "Me parece una protesta simpática. Vengo todos los años", admitió Carlos Lafuente, que desde el puente de la avenida de América animaba a los participantes.

Barcas hechas con neumáticos, flotadores, palés, corchos... En total, una veintena de "artilugios" tomaron el cauce y descendieron no sin dificultades hasta el barrio de La Paz. "¡Al abordaje!", se gritaba desde una embarcación a otra. Ambas, sin poder evitarlo, acabaron en el agua. "Menos mal que el tiempo acompaña. Se secarán antes de llegar al final del camino", apuntaba Carmina García, familiar de uno de los tripulantes.

El matiz reivindicativo lo pusieron en esta edición los vecinos de San José. Por medio de una pancarta quisieron recordar que la mejora del tramo que va desde Capitán Oroquieta hasta el Cabezo Cortado no se ha acometido por "una simple cuestión administrativa". "Es cuestión de papeleo. Solo queremos que se tenga en cuenta que este trozo también hay que hacerlo. No queremos que se olvide", manifestaba Isabel Aína, de la Asociación de Vecinos de San José. Además, están pendientes de ejecutar dos puentes sobre el Canal: el que comunicará la calle de Neptuno con el parque de La Paz y el que unirá la prolongación de Melilla con San Antonio de Padua. "Ambos deberían formar parte del plan de acompañamiento que desde la entidad pedimos para el futuro estadio de fútbol", señalaron desde la asociación vecinal.

Tras más de dos horas de "duro esfuerzo", todos los botes, unos en mejores condiciones que otros, llegaron a la meta. Exhaustos por el viaje, los "marinos" disfrutaron de una suculenta comida y de actuaciones musicales durante toda la tarde en el parque de La Paz.

Unas "peque olimpiadas"

También bastantes agotados acabaron los cientos de chavales que participaron en las actividades que se organizaron por la Semana de la Movilidad en el paseo de la Independencia (cerrado al tráfico). Los más pequeños pudieron disfrutar durante toda la jornada de diferentes escenarios donde se enseñaban las nociones básicas sobre las diferentes disciplinas deportivas.

"Apunta bien, ¿eh?", le indicaba una monitora a un pequeño que con el bate se disponía a lanzar una de las pelotas en el espacio reservado al béisbol. Un poco más adelante, Adelaida y José, de 5 años, no paraban de dar volteretas en el tatami ante la atenta mirada de sus padres. "Nos hemos acercado al mercado medieval de la plaza de San Bruno, pero la verdad es que aquí se lo están pasando mejor. Hoy, había muchas opciones para los niños. Deberían haberlo distribuido en diferentes domingos", reconocía Pablo Martínez. Tenis de mesa, remo, patines, minigolf, bádminton, ajedrez, circuito a caballo... Unas auténticas "peque olimpiadas" en las que no hubo perdedores.

Pero si estos dos escenarios festivos estaban a rebosar, tampoco le faltó público al mercado medieval del entorno de La Seo, en el Casco Histórico. Cientos de personas disfrutaron del último día de este zoco, que durante el fin de semana ha recibido miles de visitas.

Ante la afluencia de gente, la Policía Local tuvo que regular el tráfico en las calles de Don Jaime I y San Vicente de Paúl, para evitar que pudiera producirse algún incidente con los peatones.

Etiquetas