Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ENTREVISTA

Francisco Ibáñez: "Mortadelo no se desfasa porque se pone siempre al día"

El creador de inolvidables personajes como Mortadelo y Filemón estuvo en Zaragoza.

PREGUNTA.- ¿Cómo consiguen Mortadelo y Filemón estar tan jóvenes a pesar de tener 50 años, incluso para irse de aventuras a Pekín?

RESPUESTA.- Tratando de no parar ni un momento, viviendo continuas aventuras. Como yo, que no me conformo con escribir un libro cada equis años y no paro de dibujar y crear nuevas historietas cada día. Solo así se consigue estar cincuenta años a la cabeza del cómic nacional.

P.- ¿Por qué sigue gustando tanto a los niños de hoy como a los de entonces, a los que ahora son padres e incluso abuelos?

R.- Creo que el secreto está en tener el personaje al día. Yo he arriesgado y no he caído en la tentación de hacer siempre lo mismo, ya que el cómic tenía éxito. He ido introduciendo personajes que tenían parecido con los de la actualidad y la gente los ha sabido identificar con personajes públicos.

P.- ¿Puede hablarse de una crisis del cómic tradicional?

R.- En cierto modo, sí, el resto del cómic prácticamente ha desaparecido. Antes ibas a los quioscos y había una cantidad de héroes apabullante. Que si el capitán Trueno, el capitán Tormenta, el capitán Relámpago... Todos los fenómenos atmosféricos tenían su capitán y ahora han desaparecido.

P.- Será porque no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, como Mortadelo.

R.- Puede ser. El clásico del cómic, ese tío cachas que va desfaciendo entuertos con la espada flamígera, está pasado. Ahora, los niños, desde muy temprana edad, saben manejarse con el ordenador y por Internet, saben crearse su propia historieta. Hay que hilar muy fino para mantener la atención, para que se sujete toda la historieta bien, no es como en los tiempos del tebeo.

P.- ¿Qué le ha parecido la puesta en escena de la comedia musical "El fantoche de la opereta", basada en sus dos personajes?

R.- Es muy satisfactorio para mí. Yo tenía mis recelos respecto a esta experiencia, no acababa de verlo claro, pero la obra tiene una gracia y un dinamismo que la convierten en una auténtica delicia.

P.- ¿Ibáñez es también gracioso en la vida real, como en su trabajo?

 

R.- No crea, mi mujer me suele decir: "Hijo mío, tú en tu profesión tendrás mucha gracia, pero aquí en casa eres un palo que no hay quien te aguante". Y es que me enfado mucho si me distraen cuando estoy trabajando.

P.- ¿Mortadelo y Filemón son sus hijos preferidos, o siente predilección por algún otro personaje?

R.- Mortadelo es el número uno, sobre todo por su difusión. Pero a Rompetechos también le tengo mucho cariño, es chiquitín, muy cómico y tiene defectos muy parecidos a los míos, sobre todo esa miopía espantosa.

Etiquetas