Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

JUSTICIA/ ARAGÓN

El Poder Judicial suspende de forma temporal a una juez de la Audiencia

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Aragón investiga si la magistrada omitió los antecedentes de un acusado en una sentencia, lo que pudo facilitar su puesta en libertad

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer la suspensión provisional de la magistrada de la Audiencia Provincial de Zaragoza Begoña Guardo Laso, contra quien se interpuso una querella por un presunto delito de falsedad. La demanda, que tramita la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, tiene como objeto averiguar si la juez omitió los antecedentes de un acusado a la hora de redactar una sentencia de la que era ponente. Se trataba del caso de un presunto agresor sexual, que gracias al olvido consiguió obtener la libertad provisional.

El procesado había sido condenado en otra ocasión en sentencia firme, circunstancia que si se hubiera hecho constar le podría haber llevado a prisión. Porque la primera vez que una persona es condenada, si la pena es inferior a dos años, se suele autorizar la suspensión condicional. Sin embargo, estos antecedentes judiciales resultan determinantes en el caso de que el individuo vuelva a delinquir. Sobre todo, porque a la hora de fijar el periodo de ingreso en prisión se tendrían en cuenta ambas condenas.

Según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, el CGPJ ha acordado la suspensión temporal de la magistrada en el ejercicio de sus funciones hasta que se dirima esta causa. Si se dictara auto de sobreseimiento o sentencia absolutoria, la juez podría recuperar su cargo como magistrada de la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia de Zaragoza.

La investigación se inició el pasado mes de junio, fecha en que se informó al CGPJ y a la Sala de lo Civil y Penal del TSJA. La jueza, que goza de la condición de aforada, ya ha prestado declaración ante esta última instancia. Dada la relevancia de caso, se ha hecho cargo del mismo el propio fiscal jefe del TSJA

Otro expediente en Mallorca

La magistrada Begoña Guardo Laso llegó a Zaragoza en 2003, tras dejar el Juzgado de lo Penal número 6 de Palma de Mallorca, del que fue titular durante cinco años. Antes de ser trasladada a la capital aragonesa desde el archipiélago, la juez dejó de emitir la sentencia de 83 causas juzgadas en 2003, lo que motivó la apertura de un expediente disciplinario por "retraso injustificado en resolver los asuntos".

Según informó el "Diario de Mallorca", los problemas que dejó Guardo Laso tras su paso por el juzgado de Palma los tuvo que resolver el magistrado Miguel Arbona, designado para sustituirla. El juez tuvo que volver a celebrar todos los juicios y dictar las consiguientes sentencias. Para ello, la oficina de reparto de los juzgados mallorquines tuvo que liberar al magistrado de parte del trabajo ordinario, ya que de lo contrario no podría haber dado salido a la tarea pendiente. Sobre las causas que llevaron a la magistrada a acumular tanto retraso en su anterior destino, fuentes jurídicas apuntaron entonces que podrían estar relacionadas con problemas de salud. En cualquier caso, a raíz de aquel incidente, la juez fue suspendida de empleo y sueldo mientras se resolvía el expediente.

Antes de asumir la dirección de Juzgado de lo Penal número 6 de Palma de Mallorca en 1998, Begoña Guardo fue magistrada de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de la capital balear.

Ahora, tendrá que esperar a que se resuelva la querella para saber si puede o no reincorporarse a sus funciones habituales.

Etiquetas