Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El nuevo complejo de ocio de Helios peligra al retrasarse la expropiación

El club baraja demandar al Ayuntamiento por "responsabilidad patrimonial" al no ceder los suelos, mientras Urbanismo asegura ahora que solucionará en breve el problema

Uno de los equipamientos estrella para dar vida a las riberas del Ebro corre serio peligro de quedar en agua de borrajas. El macrocentro deportivo y de ocio que pretende levantar el club Helios sigue pendiente a estas alturas de que se ejecute la expropiación de los suelos, pese a que el Ayuntamiento anunció a principios de verano que había desalojado la finca, ocupada por Desguaces Puente Santiago.

El presidente del club, Antonio Serrano, aseguró a este diario que estudia demandar al Ayuntamiento "por responsabilidad patrimonial" al no cederle los terrenos pese al convenio firmado. El constructor y concesionario del complejo, De Luis & asociados, subrayó que la demora de dos años acumulada, unida a la actual crisis y a la falta de titularidad de la parcela, impide encontrar inversores. Por su parte, Urbanismo señaló que está en vías de solucionar el problema que tiene para desalojar al antiguo propietario y que en breve podrá cumplir el acuerdo.

La entrega de los suelos de la chatarrería era una compensación al club por la ocupación del frente de sus actuales instalaciones. El propietario no ha desalojado porque mantiene la titularidad de una de las tres parcelas ocupadas por el negocio, a la que se le tiene que garantizar un acceso desde la avenida de Ranillas. "El Ayuntamiento no sabe cómo hacerlo por la enorme diferencia de cota y está todo paralizado", explicaron.

El presidente de Helios destacó el "flagrante incumplimiento" del acuerdo municipal y lamentó que los responsables de Urbanismo no contesten a sus requerimientos. "Hemos enviado tres escritos, el último de ellos hace mes y medio, y no se han dignado ni a respondernos", señaló.

Serrano apuntó que el problema se agrava porque tampoco pueden construir el planeado aparcamiento para los socios. "Sentimos indefensión. El Ayuntamiento nos ha puesto en el disparadero y no puede pretender que seamos el santo Job, porque hemos perdido 2.000 socios con las obras", añadió. El Ayuntamiento comprometió este proyecto para la Expo, pero el monumental retraso a la hora de expropiar los terrenos impidió ejecutarlo y se optó por montar de forma provisional la terraza del Café del Mar.

Gestión por 50 años

El concesionario del complejo deportivo y de ocio llegó a un acuerdo con Helios para asumir su construcción y explotación por 50 años, pero ahora advierte de que peligra por las serias dificultades sobrevenidas. "No saben cómo desalojar al chatarrero y sin la titularidad de los suelos no podemos hacer nada. El proyecto peligra. En enero teníamos inversores, pero ahora no podemos garantizar ni los plazos de entrega ni la propiedad de los suelos", remarcó Javier de Luis.

El edificio, de dos plantas semisótano y otras cuatro a cota de la avenida de Ranillas, requiere de una inversión de 25 millones de euros. Su interior está presidido por un gran gimnasio, acompañado por varios locales de restauración y grandes terrazas.

Los promotores apuntaron, además, que el proyecto básico del complejo lo remitieron al Ayuntamiento a principios de año, pero que está paralizado porque los servicios municipales aún no lo han revisado. El proyecto, denominado River Hall Center, se define como un edificio abierto al viandante, que atrae y reconduce hacia su interior a través de una plaza cubierta. Su espacio pretende ser una sucesión de calles en altura.

Etiquetas