Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los vecinos reclaman al Ayuntamiento que abra las zonas verdes que están acabadas

El consistorio asegura que muchos de los trabajos entrarán en funcionamiento muy pronto.

La capital aragonesa ha vivido en los últimos meses continuas inauguraciones. Sin embargo algunas obras parecen quedar olvidadas. Varios vecinos han denunciado la demora de la puesta en funcionamiento de algunos parques e infraestructuras que, aparentemente, llevan tiempo terminadas, pero que todavía no se puede hacer uso de ellas.

Es el caso de la pasarela construida sobre el río Gállego cerca de Santa Isabel. 300 metros más abajo del puente que cruza a la altura de esta localidad, debería permitir el paso de peatones y ciclistas. Sin embargo, esto no es así. Dos vallas, una en cada extremo, prohiben la entrada.

Desde el Ayuntamiento, aseguraron que hasta que las instalaciones no están administrativamente terminadas, no se pueden abrir al público. Se trata de una medida que evita accidentes y por lo tanto, responsabilidades.

Las obras de la polémica pasarela pertenecen a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Fuentes de esta institución aseguraron que los trabajos del tramos del Gállego todavía no están terminados, ya que han ido a un ritmo distinto que el resto de obras de las riberas.

El tramo de "Aguasbajas", que va desde la desembocadura del río hasta la autopista, está a punto de terminarse y esperan que se abra cuanto antes. Desde la CHE confirmaron que las avenidas de junio retrasaron los trabajos, ya que obligaron a rehacer algunas cosas.

El tramo de "Aguasarriba" discurre desde la autopista hasta Peñaflor. Su apertura tendrá que esperar algo más. La CHE aseguró que estas obras empezaron poco antes de la Expo y que no formaban parte del plan de riberas que rodeaba a la muestra. Por ello, su finalización estaba prevista para más tarde, finales de año. Parece que los vecinos de Santa Isabel tendrán que esperar un poco para poder pasear por la nueva pasarela.

Otra de las obras que también han suscitado el descontento de algunos vecinos, esta vez del barrio de La Paz, es el tramo del corredor verde que va desde el final de la calle de San Antonio Padua hasta el cuarto cinturón. Los residentes de la zona se quejan de que lleva tiempo terminado y vallado. El presidente de la asociación de vecinos del barrio de La Paz, Chema Gregorio, aseguró que a principios de verano, todavía había gente trabajando en la zona. "Aún no se ha inaugurado y ya está todo seco", se quejó el presidente vecinal. Gregorio afirmó que se regó por primera vez, hace poco. "Da mucha pena, sobre todo cuando son cosas que se acaban de hacer".

No obstante, fuentes del área de urbanismo del Ayuntamiento aseguraron a este periódico que el parque iba a ser presentado oficialmente en los próximos días. Pero no se facilitó la fecha exacta.

No es el único problema que tienen en la zona. Gregorio recordó que la zona este de Torrero está totalmente olvidada: "Aquí empezaron a hacer muchas obras pero no se ha terminado ninguna". El proyecto de uso y gestión de los montes de Torrero está paralizado, el parque de Calaverde, en proceso de reparar una dolina que apareció poco después de su inauguración y el cauce viejo del canal, seco y lleno de matojos. "En este barrio prometen mucho y lo dejan todo muy bonito, pero luego no hay nada de mantenimiento", advirtió el presidente de la asociación.

De momento sigue sin haber una fecha concreta para la apertura de ninguna de las obras, pese a que el Ayuntamiento siempre responde que se pondrán en funcionamiento de inmediato. Los vecinos creen que los retrasos se deben a la falta de dinero para mantener las zonas verdes.

Etiquetas