Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EL LEGADO DE LA TRIBUNA

La Tribuna concluye con el agua como derecho a alcanzar y la sostenibilidad como reto de futuro

El foro que ha reunido durante 93 días a las mayores autoridades del mundo en materia hidrológica deja como herencia valiosas soluciones y un debate abierto en torno a la gestión de los recursos hídricos.

Consulte las conclusiones preliminares (PDF, 65 páginas) CONTRACRÓNICA: Una ceremonia televisiva y 'mediterránea' 

 

Samuel Negredo (HERALDO.es)

La Tribuna del Agua de Expo 2008 clausuraba este viernes su programación con una gran ceremonia en el Palacio de Congresos de Aragón, en la que han intervenido los responsables del foro y de la muestra en su conjunto, y las principales autoridades políticas de Zaragoza y Aragón.

 

El Legado de Zaragoza será la gran herencia de esta iniciativa, una recopilación de todos los contenidos aportados por los expertos y generados en la propia Tribuna a lo largo de 10 semanas temáticas, en las que han participado 2.316 expertos y 422 ponentes de 148 países.

 

Esta base documental de la Exposición Internacional recogerá todas las aportaciones sobre la gestión de los recursos hídricos, en campos como la agricultura, el urbanismo, la gobernabilidad de las cuencas, el abastecimiento y saneamiento, las finanzas del agua, la salud, la energía o la obtención de agua desde nuevas fuentes como la desalinización y la reutilización.

 

Roque Gistau destacó que la Expo se ha convertido en un "encuentro entre expertos, gestores, tomadores de decisiones y ciudadanos". El presidente de Expo 2008 entregó al delegado del BIE, Vicente Loscertales, una memoria USB con las conclusiones. En un arranque de modestia, Gistau dijo: "Aún no sé mucho de Expos, pero sí sé de agua; nunca antes de la Tribuna había vivido tal concentración de expertos y participantes de tan diversos campos".

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, reclamó que "el acceso al agua de calidad debe reconocerse como un derecho fundamental del hombre". Además, recordaba que la Tribuna del Agua comenzó su andadura ya en junio de 2006 con el foro permanente "Agua y sostenibilidad" y subrayaba el apoyo de España en su conjunto a las propuestas que han surgido de los debates en la Expo.

 

Esfuerzo conjunto

 

Belloch agradeció el trabajo "eficaz y omnipresente" de Jerónimo Blasco, a quien califica de "sentimental irredento", y de Eduardo Mestre, de quien subrayó su tarea a la hora de conciliar los sueños y la razón, citando a Francisco de Goya. También ha recordado a David Baringo, responsable de contenidos, y al príncipe heredero Naruhito.

 

Además, Belloch destacó las aportaciones del Pabellón de Iniciativas Ciudadanas, al que se refirió coloquialmente como "el botijo", y aludió al "método Zaragoza", que para él no es otra cosa que afrontar los problemas desde la reflexión compartida y el debate mutuo.

 

El comisario de Expo 2008, Emilio Fernández Castaño, destacaba la "total autonomía" de los participantes en la Tribuna y su papel como "foro de reflexión e intercambio de experiencias para alumbrar una nueva cultura del agua". En el mismo sentido, Joao Bosco Serra, comisario de Brasil en Expo 2008, tenía unas palabras para la Carta de Zaragoza, que "servirá como punto de referencia para el futuro". 

 

Una Expo de futuro

Por su parte, el director general de operaciones y contenidos de Expoagua, Jerónimo Blasco, afirmó que "esta Expo es el engarce de las Expos del siglo XXI". El responsable reconoció: "En 2004 teníamos la duda de cómo hacer una Expo del siglo XXI, porque presentar inventos e ingenios no era el camino". Ahora ha llegado a la conclusión de que "la Tribuna es esa bisagra" que necesitan las muestras internacionales, con la certeza de que esta iniciativa "marcará las Expos del futuro".

 

Además de coincidir con Belloch en la perfecta sintonía entre la Tribuna y el Faro, Blasco afirmaba orgulloso: "Hemos logrado que estén los mejores" y "vamos a llegar más allá de lo que se esperaba".

 

El director de la Tribuna del Agua, Eduardo Mestre, hacía hincapié en que "esta Expo ha logrado pasar de un lema a un tema". "El paradigma actual de agua y desarrollo no nos sirve. Estamos en un mundo nuevo en el que la parte subdesarrollada no encuentra el equilibrio entre lo rural y lo urbano". Por ello, ha incidido en que "necesitamos un nuevo paradigma".

 

Mestre reivindicó el enfoque positivo de la Tribuna, que "no ha querido hablar de problemas, sino de propuestas", y expresó que "compartir" es la palabra clave. "Hay que trabajar en la construcción de puentes para lograr la paz social en torno al agua", destacó.

 

Justicia y diálogo

 

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, reflexionó que "la sociedad cada vez entiende mejor nuestra radical dependencia del agua" e hizo mención a los desafíos del cambio climático. Además, en clave de compromiso, recordó que "cuando hablamos de agua, hablamos de intereses, de modelos de desarrollo, de sueños y de dignidad".

 

Iglesias sintetizó sus percepciones en tres ideas:

Que todas las personas dispongan de agua es una cuestión de justicia. Las cuestiones del agua afectan a todos los pueblos, y en los temas de agua hay que contar con todos. Las propuestas de solución solo se pueden abordar de forma multilateral y multidisciplinar, con diálogo.   

En cuanto a la labor de las administraciones, subrayó que es necesaria "responsabilidad políica para sacar adelante  lo que hayamos decidido".

 

De la rueda a la esfera

 

El coordinador de las semanas temáticas, Francisco Cubillo, vaticinaba que "el cambio climático afectará muy especialmente al ciclo hidrológico". Además, opinó que "la participación cívica es un ahorro, y el desacuerdo puede suponer importantes costes".

 

"La primera imagen fue la del ciclo del agua como una gran rueda que era observada y analizada por los expertos de la Tribuna, tratando de asegurar su rodar armonioso", afirmó metafóricamente. Sin embargo, al concluir su tarea cambió la visión: "Me di cuenta de que la rueda se había transformado en una esfera armilar que podría flotar hacia un futuro de verdad sostenible; en lugar de ciclo hidrológico podríamos empezar a llamarlo la esfera hidrológica".

 

Juan Diego Botto era el encargado de entregar los galardones del ciclo 'H2O Shortfilm'. El premio del público recayó en "La tierra está enferma", de Javier Fernández Fañanas, mientras que el I Premio Riek Estocolmo de Jóvenes Realizadores fue para Néstor Fernández e Imanol Bocero, con el cortometraje "Estocolmo".

 

La Tribuna se clausuró este viernes por todo lo alto, pero la parte más visible de su legado aún está por llegar. La Carta de Zaragoza, la declaración que concreta las principales aportaciones de la Expo en torno a la gestión sostenible del agua, se presentará oficialmente en la ceremonia de clausura del domingo.

 

Consulte las conclusiones preliminares (PDF, 65 páginas) CONTRACRÓNICA: Una ceremonia televisiva y 'mediterránea' 

Etiquetas