Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El déficit de las piscinas municipales cubiertas asciende cada año a 4 millones de euros

Con las entradas solo se recauda poco más de un millón. Tres instalaciones abren hoy sus puertas

Ya están a punto. Las piscinas municipales cubiertas comienzan una nueva temporada. Tres instalaciones (José Garcés, Palafox y Siglo XXI) abrirán sus puertas hoy y solo se demorarán el Alberto Maestro y el Pabellón de Deportes (el Huevo), que lo harán el 8 y el 29 de septiembre, respectivamente. El Ayuntamiento de Zaragoza es consciente del éxito de estos centros y la necesidad de dar este servicio social, aunque acumulan cada año un déficit de 4 millones de euros, ya que los costes directos ascienden a unos 5 millones y solo se recaudan a través de las entradas y bonos poco más de uno.

Las piscinas cubiertas se han convertido en el equipamiento municipal más demandado actualmente. Su utilización ya no ha quedado restringida a la gente que quiere practicar la natación, y cada vez son más las personas que acuden a este tipo de instalaciones por motivos de salud o bien para mantenerse en forma.

Durante la temporada anterior, se contabilizaron más de 700.000 usos (el 55% a título individual y el resto, apuntados en actividades dirigidas). Fue el Siglo XXI la más utilizada, con casi 150.000 entradas y 824 abonados. "Es un servicio cada vez más demandado. Sabemos que hay déficit, pero es un uso social y debemos mantenerlo", apuntó el jefe del servicio de Instalaciones Deportivas del Ayuntamiento de Zaragoza, Pedro Compte.

Por ello, el Consistorio zaragozano es consciente de la necesidad de ir incrementando el número de instalaciones hasta llegar a una ratio de una piscina por cada 30.000 habitantes (ahora, Zaragoza tiene un vaso climatizado por cada 56.049 personas).

No obstante, para llegar a esas "cifras ideales", el Ayuntamiento tendría que construir tres complejos climatizados más. Ya estudia incluso algunas ubicaciones a medio-largo plazo: Valdespartera-Arcosur y Las Delicias-La Bombarda. Además, en estos momentos, está pendiente la apertura de la nueva piscina cubierta de las esquinas del Psiquiátrico, en Duquesa Villahermosa, aunque no podrá entrar en funcionamiento hasta septiembre del año que viene.

Durante estas últimas semanas, los técnicos de mantenimiento han dejado a punto todas las instalaciones para que se pueda ofrecer un buen servicio a los ciudadanos. De hecho, el objetivo es continuar con el elevado nivel de satisfacción de las pasadas temporadas. Son muy pocas las quejas que se reciben y, casi todas, se centran en la temperatura del agua. "Mucha gente dice que está fría, pero nos ajustamos a lo que marca la normativa y solo puede estar, como máximo, a 29 grados. Aconsejamos que si se pasa frío se utilicen prendas de neopreno o aislantes", afirmó Compte. Precisamente, el incremento de grados supondría no solo más gasto económico sino también más riesgos sanitarios (de legionela) y la saturación del ambiente.

Por su parte, el concejal de Deportes, Manuel Blasco, destacó la voluntad del Ayuntamiento de continuar ampliando y mejorando la red de piscinas cubiertas municipales". "Son unos equipamientos con decidida vocación pública, debido al alto déficit anual que soporta su mantenimiento, pero que cubren las demandas de una gran cantidad de población. Nuestro reto es mantener y aumentar la calidad del servicio, valorado ya de forma muy positiva por los zaragozanos", señaló Blasco.

Etiquetas