Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PABELLONES...

La fórmula del ahorro saudí

El agua ha sido muy importante para el mundo árabe desde la antigüedad. Arabia Saudí ha querido dejar huella de ello en la Expo mostrando muchas de las enseñanzas del Corán sobre este elemento tan escaso y algunas propuestas renovadas.

El pabellón saudí descubre al visitante la estrecha relación entre el Islam y el agua. De hecho, numerosos versículos del Corán hacen referencia al agua, y cada año tres millones de peregrinos caminan hasta la Meca para beber del pozo sagrado del Zamzam, ubicado a pocos metros al este de la Kaaba.

El espacio está dividido en dos zonas: En la primera de ellas se cuenta la historia y tradiciones del país mediante diversas pantallas informativas. Mientras que la segunda estancia se dedica más al uso del agua y a la relación con los niños. Es aquí donde todos los días se hace un espectáculo de marionetas donde se dan consejos para ahorrar agua.

Al iniciar el recorrido por este pabellón, la sala central se divide en cuatro torres de Zamzam, ordenando así también los contenidos. En la primera de las torres, “El alma saudí”, se muestran videos en diversas pantallas sobre las costumbres y vestimentas típicamente árabes. Hospitalidad, nobleza y hermandad son algunas de las palabras que describen a ese pueblo y que aparecen reflejadas en los mismos monitores.

En “Palabras”, la segunda torre, se explica el origen de la lengua árabe, una de las más habladas del mundo, con más de 250 millones de personas. La caligrafía se convierte en un arte para escribir la lengua sagrada, mientras que la poesía se considera el arma más poderosa de este pueblo.

Una gran parte de la población saudí vive de las manufacturas y del campo, esto se muestra en “Las manos saudíes”, el tercer espacio Zamzam. Además de los vídeos sobre las tareas económicas que se realizan manualmente, también se exponen algunas prendas tradicionales del país.

La educación de los niños es muy importante en el Islam, y exige que se les otorgue una buena vida. Por eso, en la cuarta torre, “Alto nivel de vida”, se han usado las últimas tecnologías para crear una serie de juegos didácticos sobre pantallas táctiles.

El centro del pabellón está presidido por una gran pantalla semicircular en la que se muestran imágenes que resumen todo lo aprendido del país en una proyección. Antes de pasar a la segunda parte del espacio, deténgase un momento porque un príncipe saudí le contará la historia de su vida y de su país mediante un holograma.

Tras unas cortinas opacas se abre el segundo espacio, dedicado por entero al agua. En las paredes se muestran las infraestructuras hídricas que el Ministerio del Agua y la Electricidad ha construido en el país. Así mismo, también se expone un “Kit del Agua”, una idea de la misma institución. Este “kit”, del que se han repartido más de 33 millones de unidades en Arabia Saudí, cuenta con dosificadores y duchas especiales para gastar la menor cantidad de agua posible en casa, así como unas bolsas para poner en las cisternas y con las que se ahorran 3 litros por cada vez que se pulsa la cadena. Con este sistema de concienciación, se ha conseguido ahorrar hasta un 40% de agua.

Pero para que toda esta información sostenible llegue también a los más pequeños, el pabellón organiza espectáculos de títeres, “La revolución de los grifos”, todos los días con pases cada hora desde las 14.00 hasta las 21.00. Así, a través de la historia de un niño, Saud, cuyo padre quiere cambiar su grifo viejo porque ya no es eficiente, se transmiten todos estos consejos para ahorrar agua. El show dura cerca de 13 minutos y suele estar lleno hasta los topes con padres y niños sentados por los suelos. Si quiere verlo cómodamente vaya cinco minutos antes del inicio para coger buen sitio y disfrutar con la curiosa representación.

Algunos días regalan bolsas ecológicas a la salida del pabellón.

Etiquetas