Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El túnel de salida de la A-68 seguirá cerrado hasta diciembre para instalar los sistemas de seguridad

Aunque las obras están aparentemente terminadas, el paso carretero no está preparado todavía para abrirse al tráfico.

Las obras de construcción del túnel de salida de la A-68, que comienza en la calle de Anselmo Clavé (a la altura de Averly) y pasa por debajo de la rotonda de la Ciudadanía hasta la estación Zaragoza-Delicias, están aparentemente terminadas pero el paso sigue cerrado al tráfico. Según fuentes oficiales, la explicación es que tienen que instalarse todos los sistemas de seguridad para que puedan circular los vehículos. Este túnel permitirá una salida rápida del casco urbano.

Unos conos de separación impiden el uso de esta vía que permitirá aliviar el tráfico de la rotonda de la Ciudadanía, que es uno de los puntos más congestionados de la capital aragonesa. No obstante, ya se aprecia la obra terminada y ultimados los detalles de los respiraderos y otros elementos visibles desde el nivel de la calle. Por ello, algunos ciudadanos se preguntan el motivo por el cual no se abre al público esta vía, que por otra parte debería de haber estado terminada para el inicio de la Expo. Sin embargo, ya con unos meses de tiempo se vio que la infraestructura viaria no llegaría a tiempo y se sumó así a la lista de obras que no cumplieron los plazos.

Los trabajos que se tienen que acometer en estos últimos meses del año consisten en instalar la iluminación, los equipos de ventilación, las redes de telecomunicaciones, las bocas de incendios, además de los semáforos y señales. El túnel está construido en paralelo al que utilizan los servicios de la línea de cercanías.

En principio se trabajó en la parte central y lo último que se acometió fueron los trabajos en el tramo inicial, situado junto a la fundición Averly. Esta vía tiene una longitud de 1,4 kilómetros y su anchura, de más de seis metros ha permitido asfaltar en su interior dos carriles de salida, arcenes laterales y aceras de casi un metro. El túnel subterráneo termina en la estación intermodal, donde el resto de los carriles de la A-68 ya se abrieron al tráfico justo antes de la inauguración de la Exposición Internacional. No obstante, los vehículos seguirán circulando a distinto nivel durante otros 339 metros hasta alcanzar el entorno del centro deportivo Ebro.

En su momento, la sociedad Zaragoza Alta Velocidad no dio importancia a los retrasos porque de forma paralela se estaba mejorando la vía al nivel de la calle con la ampliación de los carriles de la A-68 junto a la estación intermodal.

Obras en Valdefierro

Por otra parte, el Ayuntamiento, a través del área de Infraestructuras y Participación Ciudadana, ha puesto en marcha la remodelación de dos tramos importantes de las calles de Aldebarán y Orión, en el barrio de Valdefierro. Se trata de una importante mejora para el barrio, en la que se van a invertir 1.417.947,72 euros, según informa el propio Ayuntamiento.

Ambos proyectos han sido redactados por los servicios técnicos municipales, están aprobados, cuentan con consignación presupuestaria y se encuentran en fase de adjudicación, ya que el próximo lunes se abren las plicas con las ofertas presentadas. Para la realización de las obras de la calle de Orión han concurrido 6 empresas y para la calle de Aldebarán se han presentado 8.

El proyecto de esta última, entre la calle de Orión y la avenida de Radio Juventud cuenta con un presupuesto de un millón de euros y un plazo de ejecución de 9 meses. En este caso, se realizará una vía única de 3,5 metros con un aparcamiento en el lado de los números pares. En la calle de Orión entre la de Aldebarán y la de Federico Ozanam se invertirán 400.000 euros en unas obras que durarán cuatro meses. Habrá aparcamientos a ambos lados.

Etiquetas