Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Insalubridad y peligro en la antigua fábrica de Schindler

Un año y medio después de la marcha de la empresa, el edificio no tiene aún uso público. CHA quiere convertirlo en un espacio infantil.

La antigua fábrica de Schindler se encuentra en un estado de completo deterioro. Desde que este edificio se abandonó a principios de 2007, no se le ha dado ningún uso de equipamiento público, tal y como figura en el convenio firmado por el anterior gobierno de la ciudad (PSOE-CHA) en 2005 para sacar la fábrica del barrio de Las Fuentes. Un acuerdo por el que sus instalaciones pasaban a ser de propiedad municipal.

La mala conservación del edificio se ha convertido en un peligro para los vecinos del barrio, tal y como denunció ayer CHA. Los cristales de las ventanas están rotos y es frecuente que caigan a la calle en cuanto hace un poco de viento. Además, los incendios se producen de manera periódica. Todo esto supone una auténtica amenaza para los niños que se meten a jugar en la fábrica de ascensores abandonada o para los indigentes que acuden a ella a dormir.

En el año 2005 la gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza firmó un convenio con la empresa Schindler para sacar sus instalaciones del barrio de Las Fuentes y así, reorganizar urbanísticamente la zona. Con este objetivo, pretendían destinar la fábrica y su entorno a la edificación de vivienda protegida y a la construcción de zonas verdes y equipamientos públicos. Además, por convenio, existía un compromiso de consolidar los 500 puestos de trabajo de la empresa.

Convenio sin cumplir

Fuentes de CHA explicaron que cuatro años después, los únicos puntos del acuerdo que se han cumplido son el traslado de la fábrica a La Cartuja y el mantenimiento de los puestos de trabajo. Pero al edificio no se le ha dado ningún uso social, deportivo ni cultural desde su abandono hace año y medio.

Este periódico intentó contactar ayer con fuentes del Ayuntamiento con intención de comprobar si existía algún proyecto para las instalaciones de Schindler. Sin embargo no fue posible acceder a esta información.

Por su parte, Chunta Aragonesista ha propuesto albergar la "Ciudad de la infancia" en la antigua fábrica de ascensores. "El Ayuntamiento no tiene propuestas y nosotros no podemos vivir con esto tal y como está", declaró la concejal Carmen Gallego.

Este proyecto permitiría, según CHA, que los más pequeños participasen en la vida colectiva de la ciudad y pudiesen disfrutar de un ocio alternativo. Además, las instalaciones albergarían instituciones en defensa de la infancia como el Defensor del menor en Aragón, un observatorio permanente de la infancia o el museo del juego.

Carmen Gallego aclaró que ya habían presentado el proyecto ante la Junta de Distrito del barrio de Las Fuentes y que este había sido bien acogido. Si la iniciativa consigue salir adelante, Zaragoza se convertiría en una ciudad pionera en España, donde no existe ninguna experiencia de este tipo. Además, esto permitiría que el barrio zaragozano pudiese volver a disfrutar de este edificio tan emblemático, según explicó CHA.

Etiquetas