Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PABELLONES

Mónaco también tiene sed

Mónaco no es solo lujo y esplendor, también tienen escasez de agua como otras muchas zonas, aunque destina una parte de su presupuesto a la subvención de proyectos para países en vías de desarrollo.

El pabellón se presenta como un paseo por la ciudad, en él se recorren diversas estancias separadas por cortinas blancas. En cada visita entran cerca de 35 personas acompañadas por un guía que les explica el recorrido. En la primera de ellas, la sala de cooperación, se explican los proyectos de desarrollo que lleva a cabo el principado sobre todo en países africanos. Estas iniciativas pueden verse en dos esferas sobre las que se proyectan los vídeos. También se muestra el uso que hace el principado de sus propios recursos y de aquellos que tienen que pedir a Francia e Italia.

Desde el ascenso al trono del príncipe Alberto, el principado ha impulsado las relaciones internacionales para cobrar más importancia en la esfera mundial, y también han llevado a cabo numerosos proyectos de cooperación y de desarrollo.

La siguiente sala a la que se accede es de transición, y representa las numerosas grutas que hay en el principado. Además, una gran parte del agua del país proviene de la capa subterránea. Esta zona emula las oscuras cuevas con un papel moldeable que coge la forma de las mismas rocas.

De aquí se pasa a la sala principal, Open Source, que es una esfera con un gran estanque de agua sobre el que se proyectan figuras que previamente se han dibujado en una pantalla táctil. Estas formas creadas por los visitantes cobran vida en el estanque y comienzan a moverse y a chocar unas contra otras originando una sinfonía, ya que cada vez que chocan suenan campanas. Este curioso entretenimiento funciona mediante un sistema similar a las alarmas, gracias a infrarrojos que detectan el movimiento. Es la estancia preferida por los visitantes que se lanzan a dibujar y a tocar las figuras para que se muevan en el agua. Sin embargo, la diversión apenas dura unos minutos, ya que el siguiente grupo de visitantes tiene que pasar.

Tras esta dinámica actividad, se pasa a la salida, pero en este último reducto del pabellón se puede observar un vídeo, sin sonido, sobre las actividades que lleva a cabo la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, entre ellas, la lucha contra el cambio climático, la preservación de la biodiversidad, y la conservación de los recursos hídricos.

No se vaya del pabellón sin pasar por el mostrador donde le darán folletos turísticos del principado, una pulsera de regalo, y un poster plegable para niños con ideas de cómo ahorrar agua en casa.

Etiquetas