Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Tres manantiales de salud

Agua compartida, agua extrema, agua urbana... y por qué no, agua embotellada. Los tres manantiales de la Ribagorza -Veri, Graus y Vilas del Turbón- demuestran que no hace falta consumir carísimas ampollas de los Alpes para beberse la salud a tragos. Incluso han dado con la alternativa más ecológica a la botella de plástico, para minimizar el impacto ambiental.

Samuel Negredo (HERALDO.es)

La Ribagorza concentra nada menos que tres manantiales de agua mineral destinada al consumo de boca. Las tres plantas, San Martín de Veri, Vilas del Turbón y Graus, traían este domingo sus productos al palenque del pabellón de Aragón. Aunque las tres marcas son de sobra conocidas dentro de su segmento, el acto sirvió para recordar que la comarca oscense es la fuente de la que beben muchos consumidores españoles.

En la Expo de la sostenibilidad, la pregunta era obligada: ¿Cuál es la solución más ética para un ecologista tan concienciado como sediento? Responde Rosana Samitier, directora del manantial Ribagorza, cuya agua se comercializa bajo la marca Pascual Nature: no hay nada como las fuentes de policarbonato, que se pueden encontrar en muchos lugares de trabajo. Se trata de garrafas retornables de unos 20 litros de capacidad que llegan a las oficinas y el resto de puntos de consumo a través de una red de distribución de alta capilaridad: llegan hasta el último rincón de España.

Según explica Rosana Samitier, lo característico del agua de Ribagorza es la profundidad del manantial, puesto que el líquido que se extrae es el producto de las lluvias de hace 12 ó 13 años. Durante todo este tiempo, permanece almacenada en rocas calizas que se formaron en el cretácico superior. Es un agua bicarbonatada, que neutraliza la acidez de estómago, y tiene sales minerales muy equilibradas.

"Gracias a la cultura que se está adquiriendo, se incrementa el consumo de agua embotellada, porque es la única forma de saber que estás bebiendo agua de verdad. Así, por ejemplo, evitas posibles reacciones alérgicas", advierte la responsable del manantial de Graus.

Hay tres tipos de agua: natural, que se extrae bajo tierra; de manantial, y potabilizada. El consumidor se puede decantar por aguas de mineralización muy débil (menos de 50 miligramos por litro), pero hay que tener en cuenta que son los minerales los que mitigan la sed y previenen de la deshidratación. La mayoría de las marcas caen dentro de la categoría de aguas de mineralización débil (hasta 500 miligramos de residuo seco por litro).

Buscar un 'nicho'

Vilas del Turbón es el "agua de élite" de Cobega, la compañía envasadora de Coca-Cola en España. Antonio Burrel, gerente industrial de la marca, explica que solo trabajan para el canal Horeca, acrónimo por el que se conoce al conjunto de hostelería, restauración y cáterin, y añade el detalle de que muchos sus clientes, como el restaurante El Bulli (regentado por Ferrán Adriá), aparecen recomendados en la prestigiosa guía gastronómica Michelín. La empresa cuida este tipo de clientes, y ha lanzado una edición limitada con etiquetado especial. 

Las aguas funcionales, que aportan un 'plus' de salud y propiedades, son unas recién llegadas a los puntos de venta. Pascual Nature comercializa dos variedades: Descanso, con manzanilla y melisa, y Aloe, con la famosa planta relajante y vitamina C. Estos lanzamientos resultan más factibles al pertenecer a un grupo nacional, puesto que las tareas de investigación y desarrollo, desde la composición de los sabores hasta los paneles de cata, se llevan a cabo en Arganda de Duero, en la planta central del grupo Pascual. "Estamos empezando, pero es el futuro", asegura Samitier.

La empresa radicada en San Martín de Veri también trabaja en nuevos formatos de comercialización. En colaboración con la puntera empresa oscense Barrabés, han dado con Veri Trekking, con un tapón especialmente diseñado para que los montañistas sujeten la botella al mosquetón.

Agua entre algodones

El plástico azul de estas botellas reduce el impacto de los rayos solares sobre el agua. Francisco Martínez, delegado de Estrella Damm en Zaragoza, grupo al que pertenece el agua de Veri, reconoce que "el mejor envase es de cristal, pero es más complicado cuando hablamos de gran distribución".

Por su parte, Rosana Samitier recalca que la conservación es fundamental para evitar el deterioro del líquido: las botellas de agua se han de guardar en lugar fresco y seco y lejos de olores, porque aunque el PET (el plástico que se utiliza para fabricar los envases) no interactúa con el agua, los aromas más penetrantes pueden perjudicarla, al igual que sucede con los cambios bruscos de temperatura, que pueden conllevar que las sales minerales precipiten y se posen en el fondo del envase.

Sin embargo, la temperatura de consumo no influye en el agua, que como recuerda Antonio Burrel, debe ser inodora, incolora e insípida. Sin embargo, reconoce que el frío extremo distorsiona la percepción de las papilas gustativas. Preguntado por sus preferencias, el responsable de Vilas del Turbón no barre para casa, sino que recomienda variar: "La mejor agua es cambiar de agua", asegura.

Etiquetas