Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

El Ayuntamiento tendrá que compensar a la empresa encargada de la navegación

El pliego de condiciones recoge "el establecimiento de algún tipo de aportación económica a pagar por el Ayuntamiento"

El Ayuntamiento de Zaragoza y Turismo Ebro Fluvial, empresa adjudicataria de la navegación en el Ebro, se sentarán a hablar de posibles compensaciones en favor de esta última, conversaciones que podrían producirse cuando termine la Expo. El pliego de condiciones de la concesión de la navegación contiene una cláusula, la 11.12, que lleva por epígrafe "mantenimiento del equilibrio económico del contrato", y que recoge la posibilidad del "establecimiento de algún tipo de aportación económica a pagar por el Ayuntamiento a favor del adjudicatario" por "causas de fuerza mayor (...) determinen de forma directa la ruptura sustancial de la economía del contrato".

Desde el consistorio recalcan que esta cláusula es habitual en este tipo de concesiones y que aparece, por ejemplo, en la del servicio de autobuses. Sin embargo, el caso de la navegación en el Ebro es algo especial, ya que la empresa aún no ha podido hacer el recorrido programado, casi dos meses después de que estuviera previsto iniciar el servicio. Los barcos, que esperan llegar con pasajeros hasta la Expo mañana, debían haberlo hecho antes incluso de la inauguración de la muestra, el 14 de junio. Pero la inusual riada de junio, los problemas de calado y la escasa potencia de los motores electrosolares han provocado pérdidas millonarias.

De hecho, Alberto Frutos, gerente de Turismo Ebro Fluvial, calcula que hasta ahora han tenido "el 20% de los pasajeros previstos" -en el mes de julio fueron 6.500 los viajeros que realizaron los servicios que ofrece la empresa, de Vadorrey al Náutico-. Además, el precio por este viaje es la mitad del que se iba a cobrar por el viaje completo. No quiere hablar de pérdidas concretas, pero cada día que ha pasado sin llegar a la Expo la empresa ha dejado de ganar miles de euros.

Seguir "los 25 años"

"Cuando termine el período Expo tendremos que hablar", señala Frutos en referencia a las posibles compensaciones. El empresario reconoce que "hay cláusulas en el contrato que recogen diferentes alternativas". Estas alternativas son, como explica el pliego de condiciones, la "ampliación o reducción del plazo de contrato", el "establecimiento de algún tipo de aportación económica a pagar por el Ayuntamiento a favor del adjudicatario", o la "combinación de alguna de las medidas anteriores".

El balance económico del período Expo remontará algo este último mes si, finalmente, mañana por fin los barcos consiguen llegar con pasajeros a la muestra y se regulariza este servicio. De hecho, las previsiones de Turismo Ebro Fluvial son que el volumen de negocio se duplique, pasando a tener 400 ó 500 pasajeros al día.

Por ello, también desde el Ayuntamiento dicen que hay que esperar: "Al final de la Expo haremos una valoración", dice Fernando Gimeno, teniente de alcalde del consistorio.

Aunque las conversaciones con el Ayuntamiento y las posibles compensaciones tendrán que esperar, Turismo Ebro Fluvial no se ha planteado dejar la actividad. De hecho, Frutos señala que siguen con la idea de "seguir con el proyecto de 25 años, que es lo que dura la concesión".

Etiquetas