Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EL PABELLÓN DE... COREA

Lírica y tecnología en diálogo con 'Mul'

La película de animación 'El Día del Gigante del Agua' y un espectáculo de danza conforman la oferta diaria del pabellón de Corea. Una sala de calderos interactivos y un bosque de micropantallas completan la experiencia de comunicación con el agua y reflexión sobre la naturaleza.

Samuel Negredo (HERALDO.es)

'Mul' es agua en coreano. Aunque el notable pabellón del puntero país asiático tiene mucha poesía y pocas palabras, conviene memorizarlo desde el principio. La visita comienza en una sala decorada con los cinco colores principales: amarillo, azul, blanco, rojo y negro, que corresponden, respectivamente, a Saturno, Júpiter, Venus, Marte y Mercurio, o lo que es lo mismo, simbolizan el rey, la vida, la pureza, el fuego y la sabiduría.

Resulta tentador evitar la fila, pero el audiovisual 'El Día del Gigante del Agua' merece la pena, sin que importe la edad del espectador. El ser protagonista, una enorme gota benefactora, despierta en el lago de Kyungsang y viaja por el mundo proporcionado vida, seguridad y diversión a quienes se cruza en su largo camino.

La película, de 12 minutos, traslada un bonito mensaje sin necesidad de palabras, solo con la impresionante animación tridimensional (aquí también prestan las gafas) y la suave música de la banda sonora. Se puede ver cada media hora entre las 10:00 y las 13:00; también a las 14:30, 15:00, 16:30, 17:00, y después, de nuevo cada media hora entre las 18:30 y las 21:30.

El programa cultural se completa con la obra escénica multimedia 'El Mar de Madre', basada en la danza tradicional de Corea, unida a la armonía de las imágenes y la música. La finalidad de este espectáculo permanente, que combina el trabajo de ocho artistas en vivo con una proyección audiovisual, es expresar la unidad del hombre y la naturaleza a través de la imagen de la mujer y el mar. Esta interesante propuesta artística se representa en tres funciones diarias, a las 14:00, 16:00 y 18:00 horas.

A la salida del teatro se accede a la sala principal de exposición, a la que se entra también directamente desde la avenida 2008 si no se desea guardar cola. Se trata de un espacio diáfano con iluminación intimista y paredes completamente blancas, que alberga 28 calderos digitales e interactivos (cuatro sentimientos racionales multiplicados por siete sentimientos emocionales).

A través de breves mensajes poéticos en vídeo que invitan a la reflexión, estos potes muestran el punto de vista de los coreanos sobre el agua y la naturaleza. Se acompañan con la música tradicional del país, especialmente la del 'gayageum', un instrumento musical de cuerda que simula el sonido del agua.

En cada fila se comunican diferentes categorías de mensajes: "El primer contacto", "'Mul' es...", "Simpatizando con 'Mul'" y "'Mul' como aforismo". La elección de idioma se ejecuta gracias a un sistema invisible de 'motion tracking', que las azafatas ayudan a utilizar en caso de duda, y usted mismo se podrá ver reflejado en uno de los calderos.

Más que informar, las breves frases sugieren. Eun-Kyong, de la organización, explica que se ha utilizado la tecnología para que los contenidos expositivos resultan más amigables para el público, al mismo tiempo que se muestra el poderío de Corea en este campo. El mensaje principal que Corea quiere transmitir a través de su arte y su cultura, muy ligada a la filosofía oriental y a la comunión con la naturaleza, es la necesidad de establecer un diálogo con el agua del que cada uno deberá sacar sus propias conclusiones.

La galería digital, de planta circular, cuenta con una proyección panorámica y un bosque de trescientas pantallas OLED de última tecnología, que contribuyen a crear una atmósfera especial, llena de paz y puridad. Conviene vivirla desde dentro, tanto en conjunto, desde el centro de la sala, como acercándose a ver los pequeños detalles del pantano natural de Woopo en las diminutas pantallas de alta definición.

En la última sala comparten espacio la tienda y la promoción de la Expo de Yeosu 2012, que estará dedicada al océano y la costa llenos de vida, en estrecha relación con el tema de la muestra de Zaragoza. La tienda comercializa pequeños recuerdos (monederos, cajitas...), pero también se pueden comprar muebles y caros jarrones. Además, ofrecen servicio a domicilio según el valor de la compra.

Corea hace buen uso de sus mayores activos, la cultura y la tecnología, para conformar un sugerente pabellón, cuya sencillez esconde un complejo y concienzudo planteamiento. ¿Entretener? Al tiempo que se educa. ¿Vender? Respeto a la naturaleza. ¿Provocar? Solo la reflexión.

Etiquetas