Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Expoagua discute con las contratistas otros diez millones más por el Pabellón Puente

La sociedad estatal reconoció en mayo que el coste final de la obra rondaría los 70 millones. Ahora le piden más de 80.

La sociedad estatal Expoagua sigue discutiendo con la UTE de empresas contratistas de las obras del Pabellón Puente el precio final que tendrá esta infraestructura diseñada por la arquitecta Zaha Hadid. Aunque las constructoras piden una cantidad superior a los 80 millones de euros, Expoagua no está dispuesta a pagar más de 70, ya que a su juicio éste es el coste real de la obra en función de los informes encargados para su liquidación.

La obligación de acabar en plazo como fuera ha sido el elemento crítico que ha condicionado la factura final que se continúa peleando en estos momentos. Los turnos de trabajo día y noche para llegar a tiempo y la complejidad en la fabricación de miles de piezas diferentes para acabar de modelar este enorme gladiolo de acero son los argumentos que esgrimen las contratistas para engordar el presupuesto. Mientras tanto, desde Expoagua indican que lo endiablado del proyecto lo conocían los adjudicatarios de la obra desde el principio. Aunque hoy se reúne el Comité de Dirección de Expoagua y mañana tendrá lugar la Comisión Ejecutiva, no está previsto que se tome ninguna decisión sobre este tira y afloja, que posiblemente acabe en el tribunal de arbitraje.

El Pabellón Puente es uno de los iconos de la muestra que más vaivenes económicos ha experimentado. En la fase de anteproyecto, su estructura iba a costar una cifra que rondaría los 21 millones de euros. Sin embargo, al poco de sacar la licitación de la primera fase de obras, hace ya dos años, el área de Construcción ya tenía previsto sacar a concurso el resto de las fases por un montante total de 61 millones de euros. Ya este año, en mayo, Expoagua reconocía el desfase hasta los 70 millones, pero aseguraba que el sobrecoste de este y otros edificios estaba previsto con una partida de cien millones de euros, de la que todavía hay un remanente de 20.

La liquidación no solo del Pabellón Puente sino de otros edificios emblemáticos de la muestra como la Torre del Agua, el Palacio de Congresos o el pabellón de Aragón, que también han sufrido desfases, llevará tiempo y si antes de que acabe la muestra internacional no se ha llegado a ningún acuerdo, todo terminará en el tribunal de arbitraje.

Junto con estos edificios del recinto de Ranillas, hay otras obras que ya no dependen de Expoagua pero que forman parte del Plan de Acompañamiento de la Expo que se han disparado. Es el caso del puente del Tercer Milenio, diseñado por el ingeniero oscense Juan José Arenas, o el parque metropolitano del agua, obra de los arquitectos Iñaki Alday y Margarita Jover.

Los únicos inmuebles del recinto de Ranillas que han rebajado el presupuesto por el que se licitaron son el edificio soporte de países participantes y el pabellón de España, diseñado por Francisco Mangado. En el primero de los casos, la utilización de piezas prefabricadas ha permitido rebajar costes y llegar a tiempo, mientras que el segundo de los casos, el menor coste responde a hacer ejercicio del sentido común en la arquitectura, según Mangado.

Etiquetas