Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Las averías y la falta de aire acondicionado multiplican las quejas por el bus urbano

El sindicato CSI-CSIF denuncia que la compañía Tuzsa no toma medidas ante los numerosos desperfectos en sus vehículos y no garantiza la seguridad de los pasajeros

El sindicato CSI-CSIF ha denunciado el deficiente estado de mantenimiento de los autobuses urbanos, lo que pone en entredicho la seguridad de los usuarios del transporte público.

Las altas temperaturas registradas a lo largo de las últimas semanas tampoco han contribuido a solucionar los problemas de estos vehículos, algunos de más de 15 años de antigüedad. Cuando los autobuses llegan a cocheras apenas tienen tiempo para refrigerarse debido al elevado número de turnos que tienen que hacer por la Expo. El 1 de agosto del mes pasado ya ardió el motor de un bus en la calle de Anselmo Clavé y hace dos semanas, en la calle Bretón, hubo otro incidente.

Según el sindicato, medio centenar de autobuses se quedan en las cocheras porque están averiados y no hay personal suficiente para arreglarlos. Esta es la causa de que muchos vehículos hagan sus rutas habituales con el aire acondicionado estropeado, a pesar de las altas temperaturas de Zaragoza, que pueden llegar a alcanzar los cuarenta grados al mediodía. A esto hay que sumar la reducción del número de autobuses que cubren las líneas convencionales, bien por el tradicional recorte de verano o por que ahora han pasado a formar parte de los Expobuses.

Pero el informe presentado por el CSI-CSIF denuncia situaciones todavía más graves, que pueden poner en serio peligro la seguridad de los pasajeros. Según el sindicato, la empresa concesionaria del transporte urbano permite que sus conductores circulen con las luces de freno, de posición e intermitentes fundidas.

Las críticas también afectan a la Policía y al propio Ayuntamiento de Zaragoza. "Parece que se hace la vista gorda ante las infracciones en que incurren habitualmente estos autobuses", señalan desde CSI-CSIF. Además, el comunicado insiste en que el Ayuntamiento "debería ser más riguroso en las inspecciones y obligar a la Policía Local a que vigile constantemente las condiciones en que circulan.Hay demasiada manga ancha ante estos vehículos y muy pocas denuncias".

El sindicato también se preocupa por la seguridad de los usuarios del servicio, ya que los autobuses urbanos "son los encargados de transportar a sesenta viajeros a la vez y deberían circular en condiciones óptimas de seguridad".

Por último, CSI-CSIF hace referencia a los Expobuses, y considera que las prestaciones ofrecidas para la muestra internacional no deberían interferir con los recorridos habituales de la ciudad. Sin embargo, todos los nuevos modelos que se han adquirido se utilizan únicamente para este servicio temporal y los que sobrepasan la decena de años continúan circulando por la ciudad en precarias condiciones.

Cortes de tráfico por obras

Por otra parte, ayer comenzaron las reformas de la toma de suministro de agua a la fuente ornamental de la plaza de Basilio Paraíso, lo que afectó al tráfico rodado de la zona.

Hoy continuarán las obras, que se realizarán por partes para que en ningún momento se llegue a cortar completamente la circulación. En la actualidad, la fuente se alimenta de una de las principales tuberías de la ciudad, pero para prevenir averías se va a cambiar la toma de suministro por una ordinaria.

Los trabajos quedarán finalizados a primera hora del lunes, día 4 de agosto, cuando todo el asfaltado haya sido repuesto, siempre y cuando no se produzca ningún imprevisto.

Etiquetas