Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Carlos Blázquez: “Los propios anfitriones no hablamos de agua en la Expo”

Este escritor y especialista en patrimonio hídrico gestiona diversos proyectos todos ellos relacionados con el preciado líquido. Con una serie de televisión sobre el Ebro recién estrenada en TV3, ¿Caminos de Agua¿, quiere hacer hincapié en la importancia histórica del río. Ahora pasa gran parte de su tiempo participando en debates y charlas sobre el agua en la Expo.

Después de tantos años dedicándose profesionalmente al agua, ¿qué opina de los polémicos trasvases?

Al final no es tanto saber lo que hay que hacer sino saber lo que no se debe hacer. Una cuenca hidrográfica es una unidad, y el tejido que la forma se ha ido creando durante milenios y cuesta mucho trabajo ir armando ese puzzle. Cuando alguien ‘mete mano’ en esto, y aumenta de manera brutal el caudal de un riego, mueve ese tejido y lo rompe, por lo que luego hay que recomponerlo. Y lo mismo sucede con los trasvases, con la diferencia de que encima entra otra cuenca en juego y es más complicado todavía. El trasvase en principio no está mal, pero si se atreven a llevarlo a cabo, que lo hagan sin concesiones, es decir, solo cuando el agua sobre realmente. Pero este tema es perverso intrínsecamente, ya que causa muchos problemas de convivencia. Aunque perjudica y beneficia a muy pocos, sin embargo enfrenta a todos. Por eso convendría poner en cuarentena los trasvases para siempre.

¿Cómo ve la gestión actual del agua en España?

Esto ya es política pura. No puede ser un tema de cambalache político que cada cuatro años cambie. El agua debería gestionarse de una manera técnica, en todo caso supervisada por los políticos que son los representantes del pueblo. Podría estar gobernada por un organismo que tuviera una cadencia diferente a la política, que estuviera durante seis años, y de este modo se pudiera hablar por fin de política hidráulica en unos plazos de 10, 15, ó 20 años.

Centrándonos en Zaragoza, ¿cree que a navegación del Ebro es viable con el proyecto del embarcadero de Vadorrey?

Cuando quieres navegar por un río, lo primero que tienes que hacer es ver las características del río y conforme a eso comprar los barcos, pero no adaptar el río a las embarcaciones que es lo que se ha hecho en este caso. En el Canal de Castilla se usan unos barcos fluviales que no levantan olas y funcionan estupendamente.

Se habla mucho del agua en la Expo, ¿cómo ve el papel que está jugando la ciudad?

La Expo ha sido tremendamente positiva para Zaragoza, pero creo que Aragón no ha sabido representar nada del agua. Con la cantidad de cosas que tenemos que contar, nos hemos quedado en pura Fitur. Los propios anfitriones no hablamos de agua en la Expo, cuando hay lugares espectaculares en la comunidad.

Usted ha acudido a algunas de las charlas de la Tribuna del Agua, ¿cree que se tratan temas de interés?

Sí, pero hay un problema con la Tribuna, que no se tenía que haber hecho dentro de la Expo, porque la gente entra en el recinto y no quiere pasar el tiempo allí metido. Hay horas a las que la Tribuna se vacía totalmente. Además, lo más interesante son los debates y la mayoría de las veces no hay tiempo para hacerlo.

Etiquetas