Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

"¿Que le lleve a la estación de Miraflores? Aún no sé por dónde se entra"

"Por favor, ¿me puede llevar a la estación del Portillo?" El taxista acude al viejo edificio cerrado al público desde hace cinco años, porque cree que desde allí se puede pasar a la nueva, construida en la parte posterior y que se inauguró aún en obras el miércoles. Sirve como estación de cercanías y, desde mañana, para que paren algunos servicios regionales. La realidad es que no se puede entrar y hay que subir hasta la calle de Santander y bajar por la de Escoriaza y Fabro, pero hay que saberlo. De esta, y otras muchas inauguraciones y cambios en el tráfico de la ciudad, que se han producido en los últimos días, los taxistas no tienen un conocimiento preciso. La transformación de Zaragoza ha sido tan rápida que ya no la conocen ni los taxistas.

"¿Qué le lleve a la estación de Miraflores? No sé por dónde se entra", dice el taxista. Las dudas son continuas: ¿Dónde se sitúa el Parque Metropolitano del Agua dentro de la Expo? ¿Cómo se entra y se sale ahora de la estación de Delicias? La respuesta del colectivo de profesionales del taxi ante esta situación que se han encontrado los clientes en los últimos días es: "No tenemos planos de nada ni nadie nos ha informado de nada", Avelino Cartiel, delegado del Radio Taxi de la cooperativa. Indica que solo han recibido unos folletos de la Expo de Zaragoza, en los que no hay ningún plano. "Es más, no sabemos ni dónde están las paradas del taxi ni cómo va la circulación del recinto", detalla.

"El otro día fue una auténtica locura. La gente iba completamente perdida", explicaba Cartiel refiriéndose a uno de los días previos al estreno de la muestra. "No informan de nada, por lo que no sabemos cuándo abren o cierran las calles y te obligan a dar vueltas para intentar enterarte", indica. "Nosotros nos buscamos la vida para poder informar también a las trabajadoras que cogen los teléfonos", comentaba.

De hecho, la tarde del jueves la junta directiva de la cooperativa del taxi, que agrupa a más de 900 de las 1.717 licencias, se reunió para intentar poner en común la información recopilada y aclararse con las distintas entradas al recinto. "Lo lógico es que nos hubieran dado un plano para saber por dónde tenemos que entrar y cuáles son los accesos más próximos a cada sitio", indicaba. Por ahora, recurren a la de la calle de Pablo Picasso.

Cambios sin previo aviso

En los últimos días han intentado seguir las informaciones de la prensa para conocer los cambios que estaban previstos. Sin embargo, el viernes se dieron cuenta de que a pesar de que Zaragoza Alta Velocidad había anunciado la apertura al completo de los viales de acceso a la estación de Delicias, el paso del tráfico fue progresivo por lo que con algunos clientes les tocó dar alguna vuelta. Por otro lado, por el vestíbulo de llegadas, donde ya estaba la parada de los taxis apenas salieron pasajeros, ya que muchos siguieron utilizando las puertas que estaban abiertas hasta ahora.

Las quejas se dirigen a la organización de la Exposición Internacional y al Ayuntamiento, pero también admiten que les han enviado otras informaciones que serán útiles para los próximos días. "Hemos recibido un folleto con las direcciones de los nuevos hoteles que se han abierto, y eso nos viene muy bien", explica.

"Cuando nos informan de un acontecimiento, como ya lo sabemos pues nos quedamos más para dar servicio, porque si no, muchos se van a casa", comenta. Por ejemplo, la noche del día 12 y con motivo del concierto de Amaral muchos de los profesionales se quedaron en la calle para poder dar servicio, pero nadie les había comunicado la actuación.

Por otro lado, desde Radio Taxi Aragón precisan que la única comunicación que han recibido estos días es del Salud, sobre los hospitales y el centro que estará abierto 24 horas (el del paseo de Sagasta) a los que tienen que acudir en caso de urgencia. "Ni siquiera nos han dicho si en un caso dado podríamos pasar por el puente del Tercer Milenio por ser un servicio público", se queja Antonio Claramonte, presidente de esta asociación profesional, la segunda más numerosa de Aragón.

En cuanto a la estación de Delicias, recuerda que cuando se puso en marcha les pasaron un plano, pero ahora no lo han hecho. "A nosotros nos fastidia todo esto porque queremos dar un buen servicio, pero el Ayuntamiento no se preocupa de darnos la información para hacerlo", explica.

Por otro lado, Avelino Cartiel asegura que estos primeros días tardarán unos segundos más en procesar las llamadas porque recibirán muchos avisos de móviles que tienen que localizar, pero que no será un problema para prestar un buen servicio.

Etiquetas