Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Las lluvias y la crecida del río aplazan otra vez la llegada de los barcos y las pruebas del azud

Las lluvias y la crecida del Ebro se han aliado en contra de la navegación fluvial y del azud y han obligado otra vez a aplazar las pruebas tanto de los barcos como de la represa. Inicialmente estaba previsto que las embarcaciones comenzaran a navegar el fin de semana del 7 y 8 de junio, tras inaugurar el azud. Pero parece complicado que con la situación actual del río se puedan cumplir estos planes. Y las previsiones no son nada halagüeñas.

De hecho, no está previsto que el caudal, que ayer superaba los 700 metros cúbicos por segundo, descienda durante la próxima semana hasta los 415 necesarios para probar el azud y elevar las compuertas. Y si continúan las lluvias, la navegación podría correr serio peligro de no estar en marcha durante la Expo, pese a ser uno de sus principales atractivos.

El director de Turismo Ebro Fluvial -empresa concesionaria de la navegación en el Ebro-, Alberto Frutos, señaló ayer que "tal y como está el río no nos atrevemos a iniciar los ensayos de navegabilidad" porque "lo primero que necesitamos es probar y comprobar el azud y que se cree una lámina estable de agua". Apuntó también que el río debe llevar un caudal inferior a 500 metros cúbicos para hacer los ensayos. Además, aún no se ha retirado la península de tierra de la Pasarela del Voluntariado.

El responsable de la concesionaria de la navegación advirtió de que hasta que no se cumplan todas las condiciones de seguridad y se compruebe el funcionamiento de la represa, los barcos no navegarán. Además, destacó que se esperará el tiempo que sea necesario, aunque haya abierto sus puertas la Expo.

Turismo Ebro Fluvial preveía comenzar estos días los ensayos, que deben durar una semana. La empresa tenía planificado para hoy la llegada del primer barco -uno de los tres modelos pequeños- en camión desde Suiza para iniciar inmediatamente la fase de pruebas, que por ahora se demora hasta que se clarifique la situación. "Nuestras pruebas se van a retrasar unos días, esperamos que la próxima semana, quizás el viernes, podamos empezar para tener todo a punto en la fecha que teníamos prevista", apuntó Frutos.

Construidos por Mw Line, la primera planificación pasaba porque a finales de este mes hubieran llegado las cinco embarcaciones: tres Aquabus 1050T, de 10,5 metros de largo por 2,5 de ancho para 24 pasajeros, equipados con siete metros cuadrados de paneles solares y una autonomía de navegación de más de nueve horas ininterrumpidas; así como dos Aquabus C 60, de 17 por 6,5, para 85 pasajeros y equipado con bar y aseos.

Pero la situación en la represa tampoco es muy optimista. "La obra está recibida, las compuertas funcionan perfectamente y se ha comprobado todo el sistema, pero no puede funcionar hasta que no pase menos agua", aseguraron fuentes de la obra. "Con los 837 metros cúbicos de ayer, no se pueden levantar las compuertas", corroboraron los técnicos, que dan prácticamente por descartado que los barcos puedan dar servicio una semana antes de la apertura de la Expo.

5.000 sillas para la inauguración

Por otra parte, pese a las lluvias de los últimos días, fuentes del Ejecutivo autonómico señalaron que no hay prevista ninguna carpa o dispositivo adicional para la ceremonia inaugural del día 13 de junio. "No hay ningún riesgo de precipitaciones. Hará buen tiempo", afirmaron. De momento, está previsto que las autoridades no se sienten en las gradas de piedra junto al Ebro, sino en las 5.000 sillas que suministra Ikea y que se colocarán al aire libre. Solo algunos de los invitados podrán acceder al auditorio del Palacio de Congresos, con capacidad para 1.454 butacas, donde tendrán lugar los discursos oficiales.

La mayor parte de los presidentes autonómicos y alcaldes de las ciudades más importantes de España llegarán al recinto en autobús desde la Diputación General de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, después de una recepción oficial. De la Delegación del Gobierno de Aragón partirán senadores, diputados y altos cargos de la Administración de Justicia.

Etiquetas