Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Las piscinas abren el sábado con un nuevo control de acceso electrónico

Las 22 instalaciones no cerrarán hasta el 7 septiembre, y la entrada costará 3 euros. La Cartuja no podrá estrenar su nuevo centro.

Comienza una nueva temporada de las piscinas municipales. Las 22 instalaciones (13 en los distritos urbanos y 8, en los barrios rurales) abrirán el sábado y no cerrarán hasta el próximo 7 de septiembre. La entrada costará 3 euros (10 céntimos más que en 2007) y, como novedad, todos los complejos contarán con un nuevo sistema de acceso informatizado. Así, el bono de diez baños (23 euros) se asemejará a una tarjeta electrónica.

Los tenientes de alcalde de Deportes y de Participación Ciudadana, Manuel Blasco y Antonio Becerril, respectivamente, presentaron ayer oficialmente las novedades de esta campaña. Blasco destacó la inversión de 1,2 millones de euros que ha destinado el Ayuntamiento a la puesta a punto y la mejora de los recintos. Con este dinero, entre otras cosas, se ha replantado el césped y se ha cubierto la pérgola de las piscinas del Actur, se ha renovado el bar de la de La Jota y mejorado las condiciones de accesibilidad de La Granja. "El objetivo es mantener la calidad, aumentar las actividades e ir incrementando el número de centros en uso", apuntó Blasco, que explicó que, a medio plazo, se tendrán que plantear mejoras en Gran Vía y Bombarda y, se trabajará para proyectar en un futuro instalaciones en áreas de nuevo desarrollo, como Valdespartera.

Respecto a los barrios rurales, el concejal de Participación Ciudadana aseguró que el Ayuntamiento también tiene previsto, en cuanto se disponga de suelo, construir piscinas en Montañana y Juslibol. De esta manera, todos los núcleos de la periferia (excepto los 3 más pequeños: Villarrapa, Torrecilla y Alfocea) contarían con instalaciones municipales. No obstante, admitió que La Cartuja tendrá que esperar un año más para estrenar su nuevo centro de baño y este verano tendrá que utilizar todavía el antiguo.

Normalmente, más de un millón de usuarios usan las piscinas municipales durante el verano, aunque depende del tiempo que haga cada temporada. Cada vez están más consolidadas las actividades de ocio y deportivas que se programan en cada recinto. El horario de apertura es de 10.30 a 21.00, aunque a partir del 18 de agosto el límite para el baño se adelanta a las 20.45 (a partir del 1 de septiembre, a las 20.35). Para salvaguardar su cuidado, el Consistorio quiere comenzar a aplicar este año el nuevo reglamento de funcionamiento de los complejos deportivos, en los que se plantean sanciones de hasta 3.000 euros por infracciones muy graves, como el deterioro grave de los equipamientos (por valor de más de 1.500 euros).

Por otra parte, el Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, informó ayer de que a través de los Servicios Provinciales de Salud Pública, realizó en 2007 4.104 inspecciones para comprobar el estado sanitario de 1.060 piscinas de uso público de toda la Comunidad.

En esos controles se efectuaron análisis en 608 muestras y se reveló que los parámetros que más se incumplen están relacionados con las cantidades de cloro utilizadas.

Etiquetas