Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Las primeras "joyas" de la Expo cumplen plazos y estarán terminadas esta semana

El pabellón de España es el más avanzado y está casi listo, mientras que en el Palacio de Congresos faltan retoques en el mobiliario. El "Splash", la gran escultura de una gota de agua estallando a 40 metros de altura, está ya montada en el interior de la Torre del Agua.

No todo en la Expo son máquinas que van y vienen apuradas por llegar a tiempo a la inauguración. El recinto de Ranillas mostró ayer su mejor cara con el pabellón de España y el Palacio de Congresos, dos de los espacios más importantes que, a nueve días de la primera prueba de carga del recinto de la Expo, pueden asegurar que llegarán a tiempo. Ambos esperan estar completamente terminados a finales de esta semana. También la Torre del Agua está prácticamente concluida. De hecho, ya tiene montado el "Splash", una escultura de una gota de agua estallando en su interior, diseñada por Pere Gifre. La pieza, que conseguirá "un efecto explosivo", según fuentes de la organización, ocupará 42 metros de altura del vacío superior del edificio y está integrada por 135 piezas generadas por ordenador. Solo resta realizar esta semana las últimas pruebas de iluminación para dejarlo todo listo.

El pabellón de España es el que mejor ha cumplido los plazos. El recinto, cuya gestión corresponde en exclusiva a la Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales, está a falta de unos mínimos detalles para poder abrir sus puertas. El estanque del exterior se llenó hace unos días, aunque ayer estaba vacío para no dañarlo con la limpieza de la fachada. En unos días volverá a tener agua.

Dentro del recinto ya se proyecta el audiovisual "Hijos del agua", que recibirá a los visitantes. "El mar es azul porque el cielo también lo es", comienza anunciando. Es un interesante viaje animado desde la creación del Universo hasta un futuro desastroso por la acción del hombre. Sus vuelos rasantes sobre ciudades y paisajes creados sacaron algún que otro grito entre el público.

Las exposiciones "El agua en el mundo", "El agua en España" y la dedicada al cambio climático estarían para abrir al público si hoy comenzara la Expo, salvo por las gemas de la Royal Collections, que se exhibirán en la primera de ellas y que aún no se han colocado debido a su gran valor.

Esta semana el resto de los contenidos estará colocado: la exposición sobre arquitectura sostenible, la tienda y los tres talleres didácticos de la planta baja. Estos últimos son espacios para grupos en los que se quiere transmitir el interés por la ciencia de manera lúdica con varios experimentos. La respuesta ha sido espectacular y ya hay más de 1.200 reservas, cuando aún faltan 17 días para que comience la muestra. La mayor parte de ellas están concentradas en los primeros días de la Expo y reservadas por colegios.

En el otro extremo del recinto, el Palacio de Congresos va algo más retrasado. Aún hay revuelo de trabajadores, aunque los responsables del recinto aseguran que estará en perfecto estado de revista a finales de esta semana. Falta por colocar el mobiliario de casi todo el recinto. Algunas filas de la platea (la zona baja de la grada del anfiteatro) ya tienen las butacas completamente instaladas, mientras que otras están en proceso.

Entre la platea y la grada superior ayer montaban la cabina de control y las seis de traducción, mientras que en el escenario se hacía lo propio con los mecanismos de escenografía. En el vestíbulo se está puliendo el suelo y también falta de colocar el mobiliario. Estos días se hará el último esfuerzo para dejar todo listo "para el viernes", en palabras de Jana Valdés, directora del Palacio de Congresos. Los responsables del recinto se tomarán como exámenes finales las pruebas de carga que se realizarán en toda la Expo los días 5 y 8 de junio.

Polonia simula un yate moderno

El pabellón de Polonia en la Expo -cuyo logo es una vela tensada por el viento- está bastante avanzado y en su interior se vislumbra ya el contenido expositivo que quiere ofrecer a los visitantes. Esperan que en los tres meses de la muestra, medio millón de personas pasen y vean. El pabellón dispone de 900 metros y en su interior -estructurado en dos salas espaciosas, una tienda y un restaurante con platos típicos- se han articulado diversas piezas blancas y curvadas, a modo de cápsulas, con las que Polonia quiere reproducir la imagen de un yate moderno y exclusivo. Con esta idea convertida en interiorismo, Polonia quiere simbolizar que es uno de los mayores productores de yates en Europa (800 empresas especializadas).

Estas tres cápsulas temáticas ya construidas albergarán una viaje audiovisual por una máquina del agua, que representará las diferentes formas del agua en la vida del hombre; el campeonato Copa Europa de fútbol de 2012 en Polonia, a modo de invitación, en cuyo interior se proyectarán los estadios donde se disputarán los partidos y las principales figuras del fútbol polaco; y una representación de la "naturaleza salvaje" de Polonia.

En la segunda sala se desarrollará un espectáculo multimedia, que consistirá en la proyección de un filme de doce minutos visionado en tres pantallas simultáneamente y que cuenta la historia de un español de visita en Polonia. Además, el pabellón incluye un punto de información desde el que los visitantes podrán descargarse información a sus móviles sobre el país como reclamo turístico.

La fachada del pabellón ha sido diseñada para representar "una torre de graduación de aguas salinas". Se trata de una construcción de varios metros de altura- en cuyo armazón se están colocando ramas pequeñas de endrino, un símbolo de gran tradición en Polonia, ya que antiguamente se empleaba para conseguir sal de uso doméstico al cristalizar el agua que discurría, y de la que, posteriormente, se descubrieron propiedades curativas.

El Faro lucha contra el tiempo

Dos operarios continuaban ayer intentado solventar las humedades del pabellón de Iniciativas Ciudadanas -más conocido como El Faro-, que son visibles por dentro y por fuera. Edificado con adobe, paja y madera certificada, el pabellón albergará una exposición central audiovisual con mensajes temáticos sobre solidaridad.

En su interior hay diseñados varios espacios, esquinas y rincones para la denuncia social, el debate y la propuesta, aunque todavía falta por hacer. Este pabellón, articulado entre más de 200 ONG de cuatro continentes quiere articularse como "un proyecto diferente y arriesgado".

Etiquetas