Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La parada del bus en la intermodal, intransitable por la lluvia y las obras

Las lluvias y las obras del cierre del Tercer Cinturón han convertido en intransitable la parada provisional que utiliza el autobús urbano en la estación intermodal de Delicias. Salir del bus sin mojarse los pies es casi una odisea, sobre todo si se llega a la terminal cargado de maletas. La situación es especialmente complicada para personas mayores o discapacitadas.

El motivo es que las últimas lluvias han dejado un gran charco junto al lugar donde se detiene el transporte público, que está en obras. Si hay dos vehículos parados, el segundo no se puede acercar a la plataforma de hormigón desde donde cogen el autobús los usuarios y se ve obligado a parar en la zona anegada.

Los pasajeros no tienen más remedio que mojarse si quieren subir al autobús o bajar. Para llegar a la terminal ferroviaria no hay más remedio que pasar sobre una tabla y caminar por un bordillo. "A ver si nos vamos a caer", decía una señora muy enfadada mientras se tambaleaba al salir del bus.

Los usuarios expresaron ayer su indignación por estado de las obras. Después de haberse metido en el charco hasta los tobillos, Roser González afirmó antes de coger el AVE a Barcelona que esta "no es la mejor imagen para la ciudad". "Cuando hemos venido en el AVE nos hemos mojado y ahora que nos vamos, otra vez", dijo.

Ana Isabel Antón, antes de coger el autobús a Pinseque, dijo que la situación "es horrible". Opinó que TUZSA no debería haber trasladado la parada a esta zona "hasta que no estuviera todo arreglado". María Rosa Clemente fue pesimista. "Faltan 15 días para la Expo y esto está como está. Es imposible que esto esté presentable", auguró.

Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), sociedad responsable de las obras, pidió disculpas y aseguró que antes de la Expo todos estos problemas estarán resueltos. Mientras, por su parte, la empresa concensionaria del transporte público (TUZSA) reconoció ser consciente del problema de esa zona de la estación intermodal. Según explicaron fuentes de la compañía, ya se ha ordenado a los conductores que adelanten la parada todo lo posible para evitar que los usuarios suban y bajen en el peor tramo de obras. A pesar de ello, aseguraron que las molestias no pueden evitarse por completo hasta que no terminen los trabajos en ese entorno.

Retraso en la urbanización

Pero el estado de la parada del bus se suma a la imagen general de todo el entorno de la estación intermodal, que se encuentra "patas arriba" a escasos 18 días de que se inaugure la Exposición Internacional de 2008.

ZAV insiste las infraestructuras básicas del barrio del AVE estarán listas la segunda semana de junio. Esto significa que se finalizarán los viales y los elementos mínimos para hacer transitable el entorno de la estación. En este sentido, el compromiso de la citada sociedad pública es empezar a abrir calles a partir de la próxima semana.

No obstante, aún queda mucho por hacer. La zona oeste de la estación, de la que que depende la apertura del segundo vestíbulo de la intermodal, sigue estando en mantillas. Los mismo ocurre con la urbanización de todo el espacio oriental, el más próximo a la entrada actual de la terminal. Además, uno de los anfiteatros de la plaza sur no se inaugurará hasta finales de junio.

Etiquetas