Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

El acuario estará acabado en dos días, pero faltan por llegar casi mil peces y 300 reptiles

Al final, habrá cinco mil ejemplares de trescientas especies entre peces, anfibios e insectos. Los últimos en llegar serán los cocodrilos y las serpientes. Para agilizar el itinerario, no se colocarán carteles en los tanques.

El acuario fluvial se ha convertido en el segundo edificio en acabar sus obras en el recinto después del pabellón de España. De hecho, el arquitecto Álvaro Planchuelo dijo que este jueves, día 29, se entregará el edificio: "Solo queda acabar dos de los estanques exteriores, que de momento están llenos con acopio de material". Eso sí, faltan por llegar aún casi mil peces y de 250 a 300 reptiles, que no se traerán hasta el último momento, explicó el jefe de acuarología, Antonio García. Actualmente, viven ya en las instalaciones 4.000 ejemplares de 200 especies, el 80%, aunque solo 400 están en exhibición. El resto sigue en la zona de cuarentena.

A final de esta semana llegan algunos lagartos, como los clamidosaurios originarios de Australia y utilizados como mascotas, y otra especie conocida como las pogonas. Pero las estrellas del acuario, los cocodrilos y las serpientes como boas y anacondas no llegarán hasta la última semana antes de la inauguración. Los que se veían ayer ya en el tanque central, que contiene dos millones de litros de agua, eran arapaimas, pacus traídos de los ríos amazónicos, pirañas herbívoras, esturiones y ciclosomas. También se dejarán para el último momento algunos de Australia como el insecto palo o el hoja.

Sin carteles de las especies

Eso sí, los visitantes de la Expo no sabrán a ciencia cierta qué ejemplares están viendo en cada uno de los tanques, ya que los carteles no se pondrán hasta después de la Expo para no interrumpir el recorrido y evitar que se hagan tapones de gente leyéndolos, según manifestó el acuarólogo Antonio García. "Se trata de mostrar especies de los cinco continentes, a través de cinco grandes ríos y toda la diversidad del planeta. Llegaremos a los 5.000 ejemplares de 300 especies distintas cuando hayan llegado todos", indicó. Podrán verse desde peces gato hasta rayas amazónicas pasando por tortugas, caimanes, tiburones, etc. Su procedencia es de los distintos acuarios de España como el de Madrid, Barcelona o Gijón. Este último aportará una pareja de nutrias que llegará la semana que viene. Y otros han sido adquiridos a empresas mayoristas especializadas. García, que forma parte del equipo de seis personas que se hará cargo del cuidado de los ejemplares, afirmó que no se ha dado ningún caso de epidemia, si bien reconoció que sí se ha producido alguna baja debido al estrés al que se somete a los animales en su traslado.

Los operarios, dirigidos por el jefe de obras Álvaro Senador, han trabajado a destajo este fin de semana para que la prensa viera ayer limpio y acabado el acuario, que ha costado 21 millones. Según el arquitecto, Alvaro Planchuelo: "no se ha ido de precio ni en presupuesto ni en plazo", dijo.

El frescor de las cascadas

Además, por ver primera vez se vieron ayer las cascadas que recubren el acuario en toda su dimensión: "Son cuatro bombas que impulsan el agua que el acuario rechaza y que una vez tratada se utiliza para refrescar la fachada sur y oeste del edificio. Cae a quince metros de altura y durante los días de la muestra, creo que estará siempre así, para refrigerar el ambiente", explicó Planchuelo. Cuando el visitante se acerque por las pasarelas de madera a las fachadas, podrá refrescarse con el agua de las cascadas.

Etiquetas