Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Zaragozanos y visitantes podrán disfrutar del Parque del Agua a partir del próximo 12 de junio

El parque, de 140 hectáreas, será una amplia zona de esparcimiento y actividades deportivas y de ocio, donde encontrarán un complejo termal y de golf, el Canal de Aguas Bravas, quioscos, playas artificiales o áreas de juegos infantiles.

El próximo 12 de junio se inaugurará el Parque Metropolitano del Agua, uno de los grandes legados medioambientales de la Exposición Internacional a Zaragoza, que ocupa 140 hectáreas del Meandro de Ranillas del Ebro y cuyo mantenimiento anual ascenderá a 5 millones de euros.

El parque será una amplia zona de esparcimiento y actividades deportivas y de ocio, donde se encuentra un complejo termal y de golf, un Canal de Aguas Bravas, quioscos, playas artificiales, áreas de juego infantil y un restaurante con capacidad para 800 plazas y que tras la Exposición Internacional dará servicio al parque empresarial.

Los complejos lúdicos están listos para su apertura, si bien, las instalaciones previsiblemente no comenzarán a funcionar hasta el 14 de junio, día en el que se abre la Expo, pero la mayoría ya tienen establecidos los horarios y precios, según explicaron sus responsables a los medios de comunicación durante una visita con motivo de la Semana de la Prensa.

El Canal de Aguas Bravas funcionará desde las 10 de la mañana hasta las 12 de la noche y en él se podrán practicar actividades como el "rafting", "hidrospeed" y piragüismo, así como competiciones de "slalom", "caya-polo" y rodeo o estilo libre.

El Centro Termal ocupa una superficie de 9.250 metros cuadrados y dispondrá de un circuito "spa" con piscinas para adultos e infantil, gimnasio, saunas y cabinas de belleza.

El restaurante que gestionará Jesús Acín, director gerente del restaurante Cachirulo, ofrecerá su primer banquete el próximo 18 de junio a autoridades de la Exposición Internacional.

El recorrido continuó por el recinto de la Expo para visitar tres de las cinco plazas temáticas, proyectos de arquitectura efímera que, a la vez que incluirán elementos de diversión, incidirán en un mensaje de concienciación sobre el agua, lema de la Expo.

Como una ola

"Agua Extrema", cuya estructura simula una ola, pretende hacer hincapié en los efectos dañinos de un huracán, un tsunami o una lluvia torrencial mediante una atracción cuyo objetivo no es que la gente se divierta y se moje sino que reflexione sobre las consecuencias del agua extrema, señaló el director de Expografía, Alberto Ipas.

Su interior creará los efectos de un caleidoscopio cuando la luz solar se refleje en los espejos de colores interiores y tendrá capacidad para 1.000 personas a la hora (124 por cada sesión, de 5 minutos de duración).

"Sed" quiere ser una muestra de cómo el agua altera la civilización y su movimiento en el territorio y, durante el día, si las condiciones climáticas lo permiten, ya que necesita la incidencia del sol, los cojines de aire que se reparten por todo el globo que recubre la plaza pulverizarán salmuera hasta crear una costra en su superficie y el entorno.

La plaza "Ciudades del Agua", la más avanzada, es una estructura muy vistosa, totalmente exterior, que se ha diseñado por ordenador pero que sin embargo se ha montado de forma artesanal; predominan los colores rojos y naranjas de una original pérgola, así como el blanco sobre el negro de las imágenes y un enorme mural de teselas.

Pretende transmitir la idea de que las ciudades necesitan recuperar su estrecha relación con el agua y toma como ejemplo el cambio que han experimentado urbes como Seúl, Hamburgo, Barcelona o Zaragoza cuando han vuelto a dar la cara a sus cauces y mares.

Etiquetas