Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

Más robos y actos vandálicos en el cementerio

Trabajadores y familiares de fallecidos han denunciado nuevos destrozos y hurtos en capillas del camposanto de Zaragoza.

Familiares de fallecidos y trabajadores del cementerio de Zaragoza han denunciado nuevos destrozos y actos vandálicos en capillas del recinto. No es la primera vez que se llama la atención sobre la falta de seguridad en el camposanto y los actos vandálicos que han causado grupos de jóvenes, sobre todo, los fines de semana.

Según explicaron algunos familiares, la semana pasada se encontraron algunas capillas de la zona vieja del cementerio abiertas o con los cristales de las puertas rotos. De hecho, han desaparecido varios elementos decorativos o figuras religiosas que decoraban el interior. "Se llevaron una virgen tallada que tenía un gran valor para la familia", apuntó una de las afectadas por los robos. En una misma manzana de tumbas han sido varios oratorios los saqueados por los ladrones. Además, hace muy pocas semanas, se produjeron más actos vandálicos .

Los trabajadores han pedido en numerosas ocasiones que se extreme la vigilancia en la zona. El recinto no se cierra por la noche y los vándalos aprovechan esta falta de control para campar a sus anchas por el camposanto zaragozano. De hecho, algunos enterradores también denunciaron hace unas semanas el robo de material de trabajo y de un vehículo, que apareció abandonado pocas horas después de sustraerse en los Montes de Torrero.

El problema es que algunos propietarios de las tumbas no se dan cuenta del saqueo o de los destrozos en sus pertenencias hasta mucho tiempo después. Los afectados se quejan de que no sea el propio Ayuntamiento de Zaragoza o los encargados del mantenimiento del camposanto los que informen a los familiares de los desperfectos. De hecho, algunos de los ciudadanos han acudido a la Oficina de Atención al Público para denunciar los hechos y esta les ha remitido a las dependencias de la Policía Local.

Por su parte, fuentes municipales explicaron que el Consistorio zaragozano se ha hecho eco de todas las reclamaciones y han empezado a tomar medidas. Hace dos semanas se encargó un estudio para ver qué necesidades tiene el recinto y las posibles actuaciones que se pueden tomar al respecto.

Una de las intervenciones que se propone es el cierre del camposanto por las noches (de 22.00-23.00 hasta las 7.00) y de las puertas existentes o la colocación de portones en algunos lugares. Se sabe que la mayor parte de incidentes se producen por la noche.

Igualmente, se va a estudiar el estado del alumbrado interior del recinto con el objetivo de conseguir un adecuado grado de iluminación y evitar en la medida de lo posible zonas de oscuridad absoluta. Se considera que, de esta manera, se favorecerá la vigilancia y el control del recinto y se redundará en la seguridad de los usuarios y las instalaciones.

De momento, hasta que se pongan en marcha algunas de estas acciones, se ha incrementado la presencia de los agentes de la Policía Local y las rondas nocturnas por el interior del cementerio.

Además, se ha tapiado la ventana por la que los ladrones habían accedido a las instalaciones de los enterradores.

Etiquetas