Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La protección de las fachadas del Pilar obliga a retirar los árboles de Florencio Jardiel y Milagro de Calanda

Los informes técnicos de los restauradores de la Basílica confirman que las aportaciones del riego están dañando una parte de los sillares del templo.

El Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza ha autorizado la retirada de los árboles de las calles Florencio Jardiel y Milagro de Calanda, junto a la plaza del Pilar, porque los informes técnicos de los restauradores de la Basílica confirman que las aportaciones del riego están dañando una parte de los sillares del templo.

Los ensayos realizados por el director responsable de las obras de la restauración exterior de la Basílica, Teodoro Ríos, apuntan a la humedad que produce el riego por goteo como una de las causas del deterioro de las fachadas y especialmente de los sillares que se colocaron hace sólo 57 años.

Asimismo, constatan que los zócalos de la fachada posterior de la Basílica del Pilar, aledaña al Paseo Echegaray, que experimentaron ya una anterior labor restauradora, acompañada de la supresión del arbolado, se encuentran en mejor estado de conservación.

El Servicio de Parques y Jardines, tras conocer la propuesta y los informes técnicos sobre los daños que ocasiona el arbolado en la Basílica del Pilar, ha autorizado la retirada del mismo. Se trata de 21 ligustrum japonicum (aligustres), que no han alcanzado la armonía y belleza propias de su especie, por lo que no presentan una imagen adecuada, y 4 fraxinus ornus (fresnos de flor), que se trasplantarán al vivero municipal para garantizar su desarrollo.

Parques ya anuló la semana pasada el sistema de riego en esta zona para evitar sufrimientos a los sillares de los muros exteriores del Pilar. Tras esta actuación, deberán reponerse las aceras y eliminarse los alcorques.

Etiquetas