Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Expo invierte un millón de euros en la accesibilidad para discapacitados

El director general de Operaciones y Contenidos de Expo Zaragoza 2008, Jerónimo Blasco, y el responsable de Accesibilidad y Atención Social, Manuel De Lario, durante la presentación de las condiciones de accesibilidad de la muestra internacional, que se celebrará en la capital aragonesa del 14 de junio al 14 de septiembre.

Blasco explicó que la Expo, lejos de limitarse a cumplir la normativa vigente en materia de accesibilidad, ha acometido una serie de medidas para garantizar el disfrute de la muestra por parte de todas las personas, independientemente de si se trata de personas ciegas, sordas, con movilidad reducida o disminuidas intelectuales.

El recinto de la Expo contará con cuatro centros de atención a personas discapacitadas (CAD), ubicados en cada una de las tres puertas de acceso y junto al lago cercano al Acuario, en los que se ofrecerán servicios específicos para cada tipo de discapacidad.

Así, las personas ciegas tendrán a su disposición audio-guías y las sordas signo-guías en PDA, mientras que las personas con movilidad limitada o de avanzada edad podrán tomar prestada una silla de ruedas.

Además, la Expo ha instalado varios bucles magnéticos -un sistema de amplificación de sonido para las personas con audífono-, así como un servicio de subtitulado en directo y de intérprete en lengua de signos.

Las personas con discapacidad visual también contarán con un esquema táctil del recinto sobre lámina de piedra, en cuyo desarrollo han colaborado la ONCE y Atades (Asociación Tutelar Asistencial de Discapacitados Intelectuales.

En el caso de las personas con discapacidad intelectual, la organización ha previsto un sistema de localización mediante pulseras identificativas, y el personal de seguridad ha recibido formación especializada en atención a este colectivo.

El acceso al recinto de la muestra internacional también ha sido pensado para facilitar al máximo la accesibilidad de todas las personas, con casi 300 plazas de aparcamiento para discapacitados, y los sistemas de transporte de autobús, telecabina y navegación fluvial adaptados.

El recinto también contará con áreas de aseo adaptadas y espacios de reposo especialmente ideadas para las personas con algún tipo de discapacidad.

Las personas con discapacidad también podrán beneficiarse de un descuento del 25 por ciento en la compra de entradas, siempre que tengan un grado de minusvalía reconocido igual o superior al 33 por ciento.

Además, los acompañantes de quienes tienen un grado de minusvalía igual o superior al 65 por ciento podrán acceder a la Expo de manera gratuita.

Al margen de todas estas iniciativas, Expo Zaragoza cuenta con 1.093 voluntarios que atenderán de manera específica a este colectivo.

La propia sociedad Expoagua cuenta en plantilla con sesenta personas con discapacidad que desarrollan todo tipo de funciones en la organización, desde mandos intermedios de dirección a auxiliares de administración o taquilleros.

La página web de la Expo (www.expozaragoza2008.es) también ha sido desarrollada bajo las recomendaciones marcadas por el grupo de trabajo internacional WAI (Web Accessibility Iniciative) y, por ejemplo, incluye vídeos en lengua de signos.

Otra de las medidas acometidas por la Expo es la inclusión de alimentos sin gluten, aptos para personas celíacas, en las áreas de restauración.

Etiquetas