Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Las estaciones de cercanías estarán sin acabar para la Expo, aunque circulará el ferrocarril

Renfe estudia ahora si el tren completará el recorrido entre Casetas y Miraflores o solo llegará hasta el Portillo.

La primera línea de cercanías de Zaragoza entre Casetas y Miraflores funcionará para la Expo, y el billete costará 1,20 euros. Está garantizado que haya andenes y marquesinas, pero las estaciones no estarán completamente terminadas. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha indicado que faltarán detalles, aunque todavía no pueden especificar cuáles. No obstante, insisten en que el servicio al viajero estará garantizado.

Eso sí, tampoco se sabe qué servicio. En la línea entre Casetas y Miraflores se han ido recortando las obras que estarán listas para la Expo hasta tal punto que Renfe se está planteando que el tren haga el recorrido: Casetas-Utebo-Delicias-el Portillo; y suprimir por ahora la parada de Miraflores que es final. Pero no es el único recorte que se ha hecho desde el inicio del proyecto. Esta línea tendrá una futura parada en la estación de Goya, ubicada entre el Portillo y Miraflores, que ya se descartó por la complejidad de la obra en el centro de la capital.

La estación de Miraflores ha acumulado retrasos desde el principio. El problema inicial fue la adquisición del suelo y ese contratiempo fue crucial para que después de apurar todos los plazos posibles, en el mes de marzo ya se descartara totalmente la construcción de una estación de tres plantas, diseñada incluso con galería comercial. No solo la de Goya sino que también la estación de Miraflores se quedará para la post Expo.

La posibilidad que quedaba era construir el andén, que obligaría a los usuarios a bajar en un descampado junto al pabellón Príncipe Felipe. Sin embargo, cuando se descartó la estación todavía había que diseñar un acceso provisional para los usuarios del tren, ya que solo se puede acceder por una pista con salida al Camino de Cabaldós. Precisamente el problema que se plantea Renfe para que el tren llegue a esta parada es que carece de accesos.

El recorrido de la primera línea de cercanías empieza en Casetas donde se ha levantado la estructura exterior del apeadero, construido por Vías. Algo más modesta que la del Portillo, según admiten fuentes de Adif, es esta estructura fabricada con unas calidades similares. Por ejemplo, la de la capital aragonesa está cubierta por una gran cúpula de cinc, y la del barrio rural también se cerrará con el mismo material, pero con una cubierta sencilla.

Según la empresa pública que dirige las obras, ya se ha efectuado la modificación de la vía así como la electrificación. Por otro lado, también se ha construido el muro en el andén y se están haciendo las canalizaciones para montar la superficie. El andén como todos los de la línea de cercanías este-oeste tiene una longitud de 160 metros. Además, todavía tienen que poner los tabiques para dividir las estancias.

La primera parada de una línea, 16,6 kilómetros de longitud hasta Miraflores, será en el apeadero de Utebo, un poco más sencillo que el de Casetas. En este caso, también está levantada la estructura principal, pero falta la colocación de los tabiques así como el cerramiento. Lo que más llama la atención de los viandantes es el montaje de la estructura de una pasarela peatonal por encima de las vías del ferrocarril.

Según explica Adif, aunque en el proyecto inicial estaba prevista la construcción de un paso subterráneo, finalmente se modificó. El motivo principal es que otros pasos existentes en la zona tienen problemas de filtraciones, según detalla Adif. Esta pasarela, de la cual solo se puede ver ahora la estructura metálica, estará acristalada y dispondrá de un ascensor para hacer accesible la estación. En este caso, la electrificación también está terminada así como los andenes del lado de Zaragoza, mientras que en sentido Casetas, empiezan a trabajar ahora.

La siguiente parada es la estación de Delicias donde recientemente comenzaron a rebajar uno de los andenes y adaptarse así a la altura de los trenes Civia, que circularán. La siguiente es la del Portillo, la más avanzada en su construcción. No obstante, al igual que los apeaderos no estará terminada porque, según Adif, le faltarán "detalles".

Etiquetas