Zaragoza
Suscríbete por 1€

EXPO 2008

Mayor Zaragoza propone que la Expo vincule el agua a los grandes desafíos como la crisis de alimentos.

El ex director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, defendió la necesidad de que la Exposición Internacional de Zaragoza contribuya a generar una conciencia activa y se aproveche para vincular el tema del agua con otros grandes desafíos, como la actual crisis alimentaria.

Mayor Zaragoza es uno de los miembros del Comité Consultivo Internacional de la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE), que se encuentra en la capital aragonesa para reunirse con los máximos responsables de la muestra internacional como la conciencia crítica del evento y vector de comunicación, según explicó en rueda de prensa el secretario general del BIE, Vicente González Loscertales.

El diplomático defendió la apuesta de la Expo por que la nueva concepción en la gestión del agua consiga generar una conciencia global y contribuya a generar movilizaciones ciudadanas ante los "desgarros y desigualdades" que afectan al planeta. "No puede ser -dijo-, que se gasten 3.000 millones de dólares en armamento y mueran de hambre y por falta de acceso al agua 60.000 personas al día".

Insistió en que la humanidad tiene el conocimiento y la infraestructura necesaria para no tener que depender del agua superficial o del clima, aprovechando las energías renovables para desalar el agua del mar, produciendo hidrógeno en grandes plataformas instaladas en el mar.

Pero lamentó la existencia de un consorcio "bélico-mediático- industrial-militar de tal calibre" que hace que no sea "fácil dar este giro".

Así, Mayor Zaragoza dio que le gustaría aprovechar la "gran oportunidad" de la Expo de que además de la "Carta de Zaragoza", se logre reforzar un sistema de arbitraje y se alcance la convicción de que "juntos podemos hacer frente a estas situaciones" y "pasar de una economía de guerra a una economía de desarrollo global" porque hay infraestructura para ello.

En este sentido, alabó que una de las grandes finalidades de la Expo de Zaragoza es que se ha pensado en todas las partes del mundo que "hoy tienen que pasar tantas aventuras para sobrevivir porque no tienen agua" y lamentó que algunos países, en alusión a los anglosajones, no hayan querido participar en este acontecimiento a pesar de su lema.

Según el ex responsable de la UNESCO, con el pasado y el presente ya no se puede hacer nada, "lo único que podemos cambiar es el futuro" para lo que se requiere una conciencia global que reconozca necesaria una mejor utilización del agua y el acceso a todo el mundo como "un derecho humano".

A este respecto, el secretario general del BIE señaló que uno de los "grandes desafíos" de su organización es convertir las Exposiciones Internacionales en plataformas económicas, sociales y políticas en torno a estos temas y llevar a la ciudadanía este tipo de mensajes.

Por su parte, el presidente de Expoagua, Roque Gistau, recordó que serán las semanas temáticas en las que se tratarán estas cuestiones, una especialmente dedicada al regadío, aunque reconoció que no se hará hincapié específicamente en la crisis alimentaria en la que hizo especial incidencia Mayor Zaragoza.

Etiquetas