Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Las obras del vial norte se retrasan dos meses y apuran los plazos para llegar a la Expo

Las lluvias y el solapamiento con otros proyectos en algunas zonas demoran los trabajos, más atrasados en Juslibol y en la A-2

El vial norte, que une la autovía de Huesca a la altura de la antigua rotonda de la MAZ y la avenida de Ranillas, se retrasa dos meses sobre el plazo previsto (tenía que estar acabado en abril) y apura los plazos para poder estar listo el 14 de junio. No en vano, será uno de los principales accesos al recinto y al aparcamiento de la muestra -con tres entradas-, situado junto a los campos de la Federación Aragonesa de Fútbol.

Las lluvias, una tubería de gas próxima a la autovía de Huesca y el solapamiento con otras obras importantes de la Expo -la reforma de la avenida de Ranillas- y del Ministerio de Fomento -la ampliación del tercer carril de la Ronda Norte-, han complicado los trabajos, que se encuentran más atrasados en la rotonda de Juslibol y en la conexión con la A-2.

No obstante, la calzada de tres carriles por sentido ya está completamente asfaltada (se ha trabajado por la noche) y solo queda la última capa de rodadura. La adjudicataria de la obra, la Unión Temporal de Empresas formada por Acciona e Ideconsa, está esperando a concluir los trabajos en la mediana, las aceras y a plantar los árboles para aplicarla y evitar así manchar. El agua es la principal enemiga de estas actuaciones.

No obstante, la mediana está prácticamente colocada en los tres kilómetros de esta nueva calle, de dimensiones similares a las de Vía Hispanidad. También se ha instalado el alumbrado público en el tramo entre la rotonda de Juslibol y Ranillas, así como en la acera más próxima a Parque Goya, que es la que se prevé que sea más transitada por los peatones. En esta zona, además, ya se han instalado los semáforos. El carril bici, en ambas aceras, está delimitado y solo falta echar la capa de asfalto.

Los puntos más conflictivos ahora se localizan en la rotonda de Juslibol, donde deben habilitarse nuevos desvíos para ampliar la glorieta y concluir la conexión con el Actur. Se calcula que en unos 20 días podrían estar acabados. También preocupan los enlaces con la Ronda Norte, que se van construyendo por fases para causar las mínimas afecciones a los conductores.

En total, esta nueva calle de la ciudad, que además actuára como defensa ante las avenidas del río Ebro, tendrá siete rotondas que dan servicio a Parque Goya, al barrio de Juslibol, al campus universitario y a la antigua rotonda de la MAZ. Absorberá unos 12.000 vehículos, que cambiarán sus itinerarios tradicionales por el casco urbano.

Pero hay más cifras destacadas. Esta infraestructura, que iba a pagar Fomento, luego la DGA y finalmente se hará cargo el Ayuntamiento, costará 12,2 millones. Se van a plantar 1.999 árboles y se van a instalar 372 farolas.

Etiquetas